LAS VENTAJAS DE INSTALAR UN PLATO DE DUCHA

LAS VENTAJAS DE INSTALAR UN PLATO DE DUCHA

El estilo de vida más ajetreado, dinámico y estresante que llevamos en la actualidad está en contraposición con esos tiempos donde todo era más calmado y teníamos mucho más tiempo para dedicarnos a nosotros mismos, e incluso miembros de la unidad familiar podían permitirse el lujo de prepararse un baño de sales de baño.

Teniendo en cuenta esto podemos observar que las mismas ciudades, actividades, empleos e incluso las propias viviendas se han adaptado a ello. Lejos quedaros viviendas de grandes dimensiones. No se tenía en tan en cuenta la eficiencia y el ahorro energético, así como el gasto era mucho menor por las tarifas que se nos aplicaba.

En anteriores post ya hablamos de las últimas tendencias en hogares altamente eficientes tanto energéticamente como en el tipo de materiales que se emplean en su construcción. A pesar de que las obras de nueva construcción ya tienen en cuenta estos detalles la obsesión de muchos propietarios es ir acercándose a la máxima de un hogar eficientemente energético y en ahorrar gasto, hace que muchos optemos por pequeñas reformas que nos acerquen a esa quimera.

Una de esas pequeñas maniobras reformas que podemos hacer en casa, además de muchas otras es el cambiar la antigua bañera por platos de ducha.

Hoy en día empresas como Conducha hacen que sea una labor sumamente fácil, asequible y que no trastornará nuestra rutina diaria más que un día. Sí, un día. Por tanto, es muy a tener en cuenta ya que aporta serios beneficios por una mínima inversión.

¿Y qué beneficios nos aporta este cambio?

Mayor amplitud: La retirada de la bañera, de mayor tamaño que un plato de ducha, nos deja un mayor espacio tanto físico como visual y estéticamente. Puedes ganar espacio para almacenaje, por ejemplo.

Seguridad y accidentes: De sobra es conocido lo peligroso que resultaba entrar y salir de las bañeras por los materiales empleados en su fabricación. Los platos de ducha se instalan casi a ras de suelo lo que hacen más fácil el acceso. Además, los materiales empleados en su fabricación son en su mayoría antideslizantes. De igual forma ganamos en acceso y movilidad, y esto, para personas mayores o con movilidad reducida es una ventaja más que evidente.

Diseño: Estéticamente actualizaremos nuestro o nuestros baños de casa haciéndolos mucho más atractivos a la vista. Tenemos la oportunidad de elegir entre un gran catálogo de colores y materiales e incluso formas que se adaptan cualquier espacio y aportan un valor extra a nuestra vivienda. Ten en cuenta que, llegado el momento, si quisieras vender tu inmueble, esta gana valor con este tipo de detalles.

Eficiencia energética: Di adiós a utilizar una gran cantidad de agua para llenar tu antigua bañera, además del consumo eléctrico o de gas asociado a calentar esta. Con una ducha ahorras en agua consumida y energía, ya sea electricidad o gas, para calentarla. El planeta y tu bolsillo te lo van a agradecer.

Dicho esto, pocas excusas te quedan para no plantearte este cambio que a la larga no ofrece más que beneficios.

Back to site top