La popularidad de las construcciones desmontables

La popularidad de las construcciones desmontables

Si todavía no conoces las construcciones desmontables te vamos a descubrir este tipo de arquitectura que resulta muy versátil y cómoda. Es aplicable tanto para eventos ocasionales que requieran una estructura de carácter temporal como también para algún espacio donde prefieras no realizar obra. Las construcciones desmontables cada vez tienen más adeptos y en este artículo te vamos a contar por qué.

¿Por qué está cada vez más de moda las construcciones prefabricadas desmontables?

Existen varios motivos por los que cada vez se utilizan más. No obstante, una de las principales razones es que la arquitectura prefabricada ha pasado a tener mucho más en cuenta el diseño, y por tanto a su practicidad se ha sumado el componente estético, el cuál en épocas anteriores no se daba, dándole entonces una absoluta prioridad a cuestiones de utilidad.

Muchas empresas dedicadas a este sector han sabido detectar que las construcciones desmontables también han de tener un diseño elegante. Que se adapte visualmente al espacio en que van a ser utilizados. En este sentido, mencionar a Spaciotempo, una empresa con experiencia que ofrece sus servicios en esta materia y que cuida dichos detalles.

 

Otro punto por el que va adquiriendo mayor peso la construcción desmontable es como consecuencia del cambio de mentalidad en el mercado industrial, un entorno que ha cambiado recientemente y para el cuál disponer de estructuras que sean montables y adaptables suponen una gran ventaja dado que permiten adaptar rápidamente los almacenes y fábricas a cualquier tipo de necesidad que se requiera en sus procesos de fabricación.

Y esto aplica tanto a espacios de producción o de almacenamiento. Con las construcciones desmontables se puede hacer frente a estas necesidades de producción imprevistas, y gracias a éstas no se requiere inversiones elevadas en ampliar la infraestructura de una empresa.

La construcción desmontable presente cada vez en más ámbitos

almacen desmontable

Es cierto que cuando mencionamos la construcción desmontable ésta se asocia mundo al mundo de la industria, no obstante, lo cierto es que se utiliza en otros muchos sectores, y cada vez su uso se amplia más. Como hemos mencionado antes, una de las ventajas de este tipo de arquitectura es la versatilidad y rapidez que uso que permiten, y semejantes cualidades son muy útiles en diversos ámbitos. De este modo, no son pocos los sectores que descubren lo práctico que puede ser utilizar este tipo de materiales.

En los últimos años se está poniendo cada vez de moda el uso de casas prefabricadas,  que es un concepto de lo más interesante ya que permite realizar una vivienda de manera íntegra con material desmontable.  Y que aunque parezca extraño queda de lo más bien y de lo más natural como si fuera una casa real. También, adquiere cada vez más protagonismo en exterior, contrario a la moda en el interior, donde el microcemento es el que se está haciendo protagonista.

De un modo similar, en el ámbito sanitario también han adquirido una mayor notoriedad, principalmente  porque en este sector también es igualmente relevante el hecho de poder disponer de cierta posibilidad de realizar cambios y modificaciones de manera eficiente.

Todos los beneficios de la obra sin sus gastos

desmontable

 

Lo bueno de la construcción desmontable es que puedes disponer de la mayoría de las utilidades de las instalaciones de obra, y sin embargo, no tienes que hacer frente a sus costes más elevados. Por otro lado, tampoco tienes que lidiar con su poca flexibilidad. Pues si por algún caso dicha instalación acabara por no ser necesaria, entonces ésta sería fácilmente retirable. Otro punto a su favor es su rapidez de montaje, mientras que una obra puede requerir bastante tiempo para ser finalizada. En el caso de la vertiente desmontable ésta se puede realizar en plazos tan increíbles como de una semana. En consecuencia es una gran opción cuando los plazos que manejamos son cortos.

Por otro lado, también está el hecho de que para instalarla no se requiere un permiso de edificación. Esto hace que los plazos de instalación sean todavía mucho  más breves que su homónimo de obra, pues no hay que realizar trámites burocráticos de ningún tipo. Lo cuál conlleva una reducción no solo en tiempo, sino también de tiempo invertido.

En consecuencia, en la situación actual las estructuras desmontables son cada vez más solicitadas. Ofrecen soluciones en menor tiempo y requieren una inversión mucho menor, a lo que hay que la cuestión estética no es un problema tampoco. Queremos saber tu opinión, así que dinos si prefieres las construcciones montables o si prefieres la tradicional obra fija.

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top