instalador de suelo radiante

La solución para bajar la factura de la luz es la geotermia

El cambio climático es una realidad. Y los altos precios de la energía por desgracia también. La tierra nos ofrece alternativas y hemos de saber aprovecharlas, aprovechando que hay una alta conciencia social respecto a la eficiencia energética. También la Administración Pública está a favor de apoyar a este tipo de instalaciones y hay ayudas para la instalación de energías renovables. Trabajar en esta linea nos puede servir para bajar la factura de la luz.

La energía solar o la eólica son fuentes inagotables pero su aprovechamiento todavía supone fuertes inversiones y tiene algunos escollos, como que se muestran insuficientes para llegar a sustituir unos sistemas que la civilización ha creado para funcionar con combustibles fósiles. La energía geotérmica ha estado durante años en un discreto segundo plano y resulta que es la solución al problema de la energía. Menos de la mitad de la energía del mundo es generada por geotermia, pero ahora está en expansión. Y lo mejor es que es una energía completamente limpia.

Una solución para el planeta que puede funcionar

Para entender el sistema, podríamos asimilarlo al de una central térmica de carbón o de gas pero aprovechando la energía geotérmica que se genera de forma natural. La geotermia no requiere combustible ni genera residuos. Es verdaderamente una energía renovable infinita que nos sirve de transición sostenible a la energía verde limpia. Desde luego tiene mucho margen para crecer y en algunos países europeos su uso para la climatización de las casas está ya generalizado.

La idea es abaratar la factura de la luz

Ser energéticamente independiente con un coste mucho más bajo es posible. Si bien es cierto que el coste de instalación de su sistema en una vivienda es alto, también lo es que supone un ahorro energético de hasta un 75% en un hogar, y con esta proporción hay estudios que demuestran que este sistema se amortiza en menos tiempo del que se piensa. 

eficiencia energética

Cómo funciona este sistema

La idea es aprovechar el calor y la estabilidad térmica que la tierra tiene constantemente de forma natural. Y eso se consigue combinándolo con una bomba de calor geotérmica que permite conseguir energía para calentar la casa y agua caliente. Está comprobando que es mucho más eficiente que los actuales sistemas de calefacción porque no depende de agentes atmosféricos externos. 

Se utiliza la inercia térmica del suelo como depósito de calor y frío. En el suelo no afecta la temperatura entre el interior y el exterior. En una vivienda unifamiliar, por ejemplo, es sin duda el mejor sistema. Si se trata de un edificio de viviendas, todo depende del espacio que haya para la instalación. Y es que se entierran unos colectores en el subsuelo a una profundidad variable, según cada caso, y la diferencia de temperatura en función de si lo que se necesita es refrigerar o calentar, se hace a través de una solución de agua con glicol que circula por el sistema. 

Los elementos que se necesitan son un pozo, una bomba de geotermia y el sistema de climatización de la vivienda, que en el caso de la geotermia el suelo radiante por agua sería el ideal. El sistema capta la energía que emana de esos pozos, una bomba le roba el calor y calienta el agua enviándola al sistema de calefacción. 

El rango del precio final es amplio porque depende de la distancia, el sistema de perforación elegido para la instalación, etc. A modo de referencia, en una vivienda de unos 180 metros cuadrados repartidos en plantas el presupuesto de la instalación para calentarla al completo estaría en torno a los 22.000 euros y si se combina con suelo radiante, unos 28.000 euros. No obstante, la mayor inversión es la de la perforación y su coste por metro lineal que es variable en función del terreno. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar