¿Qué pasos tienes que seguir para reformar tu local?

¿Qué pasos tienes que seguir para reformar tu local?

La imagen de un comercio es casi tan importante como la calidad de los productos que se ofrecen en él, de ahí que una parte fundamental dentro del plan de marketing sea la correcta reforma del local y, como todo en la vida, es mejor contar con profesionales que sepan lo que hacen, como es el caso de Dosplanos.

La empresa cuenta con una larga experiencia en la reforma de locales en Madrid y ofrece algunos consejos para seguir a la hora de dar un lavado de imagen a nuestro negocio.

Todo comienza a partir de una idea. Ya sea porque vamos a arrancar un nuevo proyecto o porque queremos cambiar el rumbo del que ya tenemos, cada vez que planeamos una reforma lo hacemos con un objetivo, y un presupuesto, en mente. Sin embargo, el camino hasta la línea de meta no siempre es tan sencillo como puede parecer, ya que podemos ir encontrando pequeños obstáculos que nos obliguen a tomar otra ruta.

El primer obstáculo puede estar en el mismo local. Es necesario conocer perfectamente el espacio con el que vamos a trabajar antes de ponerse manos a la obra, porque no es igual diseñar un local luminoso si este se encuentra en un ático que si lo hace en el bajo de un edificio de viviendas.

Aunque parezca lógico, es importante señalar que no todos los materiales tienen el mismo precio, por lo que es importante tener muy en cuenta el presupuesto del que disponemos. En este sentido, conviene preguntar al arquitecto que hemos escogido para la reforma, ya que él mejor que nadie sabrá cuál es el mejor material que podemos emplear sin pasarnos demasiado en el gasto.

También hay que tener presente que las obras necesitan una serie de permisos, más aún si el local se encuentra en un edificio donde viven más personas. Por eso, antes de comenzar la reforma es importante pasarse un día por el Ayuntamiento, y quizá la comunidad de vecinos, para tener todos los papeles en regla y evitar mayores problemas.

La revolución de las tres dimensiones

Cuando hemos reconocido el terreno, toca echarle imaginación. La revolución digital ha permitido grandes avances en el diseño arquitectónico; los planos en dos dimensiones son ya cosa del pasado y ahora es posible realizar simulaciones en tres dimensiones, que ofrecen una visión mucho más aproximada de cómo quedaría el local una vez terminada la reforma.

Nuestra mente nos juega malas pasadas y es posible que lo que para nosotros era una gran idea, cuando lo vemos reflejado en la pantalla, no nos parezca tan acertada y queramos optar por otras vías.

Las nuevas tecnologías también facilitan la relación entre el cliente y la empresa, gracias a plataformas web que ponen en contacto a ambas partes, a la vez que posibilitan al primero ver los avances que se van realizando en la obra de forma periódica.

Revisar todos los detalles

Una vez que terminen las obras y tengamos el local que habíamos soñado, aún queda un paso más. Como hemos visto, una remodelación implica muchos factores, por lo que es posible que alguno falle y el resultado no sea exactamente el que nosotros deseábamos. Por este motivo, es importante realizar un último vistazo para asegurarnos de que todo está como debe y poder dar, por fin, carpetazo a este asunto.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top