La ITE, ¿Qué es y por qué debe realizarse?

La ITE, ¿Qué es y por qué debe realizarse?

La ITE, o Inspección Técnica de Edificaciones, es la inspección por la que tiene que pasar todo edificio con una antigüedad determinada con el fin de valorar si reúne todos los requisitos de seguridad. Se trata de un sistema de control de los edificios de viviendas de carácter obligatorio, con el que se confirma que se cumple su deber de rehabilitación y conservación.

No pasar la ITE puede conllevar multas elevadas, aunque lo importante es pasarla para evitar riesgos y daños personales. En este post, te respondo a las principales preguntas que se tienen acerca de este asunto.

¿Cuándo hay que pasarla?

Depende del municipio, pero por lo general, deben pasarla todos los inmuebles de más de 50 años de antigüedad deben pasarla. Esto incluye edificios plurifamiliares, viviendas unifamiliares o cualquier otro tipo de construcción. Según los resultados de la primera ITE, las siguientes deberán hacerse cada 3, 6 o 10 años. Y, sí… es obligatorio pasar esta inspección en todas las comunidades.

¿Cuánto cuesta?

No hay unos honorarios estipulados. Hay municipios que sí facilitan tablas de precios recomendados, pero no obligatorios. Por tanto, esto depende de la empresa que contrates. Las cifras oscilan entre los 100 euros y los 900. Puedes pedir presupuesto contactando con empresas como ITE Bilbao, ya que cada precio variará mucho dependiendo de algunos factores determinantes. Pregunta y contacta con profesionales cualificados.

¿En qué consiste?

La ITE requiere de una visita presencial de un profesional homologado que comprobará los elementos comunes del inmueble: fachadas, azoteas, instalaciones de fontanería y saneamiento, etc.. Generalmente, no será necesario que acceda a viviendas particulares, no obstante, puede que el técnico lo considere oportuno por alguna cuestión. Por ejemplo, si considera que puede haber un daño interno que pueda afectar al conjunto del edificio, tendrá que entrar a las viviendas. Es obligatorio permitirle el acceso a las mismas. En definitiva, deberías saber que lo que va a observar son posibles daños que puedan afectar a la estructura de la construcción.

¿Qué pasa si no la pago?

Puedes pensar en no pagarla. No obstante, las consecuencias pueden ser la propia vida. La ITE proporciona, ante todo, la seguridad de que un edificio está en buen estado. Si no se pasa puede desprenderse un trozo de cornisa o la rotura de cimientos. Hay multas que pueden oscilar entre los 600 y los 90.000 euros, pero lo más importante es realizarla por los riesgos que se pueden evitar.

¿Cuánto puede tardar el técnico en realizarla?

Una inspección completa puede durar hasta una semana. Esto dependerá de factores como el tamaño del edificio o los daños detectados. No será lo mismo una inspección en un edificio de diez plantas que en uno de tres. Debes saber que será favorable cuando el técnico certifique su buen estado. El mismo profesional será quien se encargará del trámite de la documentación para que se haga la resolución favorable del edificio. Por el contrario, si se define como ‘no favorable’, será necesario un proyecto de reforma de la estructura, por lo que el proceso se podrá alargar. Además, se deberá proceder a las obras de subsanación. Negarse a esto aumenta de forma muy considerable la multa. Y es que, insisto, la ITE es obligatoria para la seguridad de toda la ciudadanía.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top