Shhhhh…..BASTA DE RUIDO

Shhhhh…..BASTA DE RUIDO

Uno de los problemas más habituales que nos encontramos una vez que estamos habitando nuestra casa es la de los ruidos. En ocasiones, después de un tiempo de estar viviendo en nuestra casa, la cual estaba en una zona tranquila de la ciudad, poco a poco van apareciendo nuevos comercios o locales que atraen más gente a las calles colindantes, o han abierto una nueva vía al tráfico y poco a poco cada vez hay más paso de vehículos, o incluso, comienzan nuevas obras en zonas del extrarradio…sea como sea, las ciudades son organismos vivos y lo que en un momento dado en el tiempo era una zona tranquila se convierte por obra de magia en zonas con mucho bullicio y la contaminación acústica es cada vez mayor.

Por lo tanto, nuestras horas de descanso, sueño o tranquilidad se ven truncadas y se hace difícil el habitar nuestro hogar de igual forma que antes. Tranquilo, no hay problema, en este post os vamos a sugerir, de la mano de comoinsonorizar.net, que medidas podemos adoptar para insonorizar nuestro hogar y hacer que vuelva la paz y la tranquilidad a nuestro hogar.

  1. Averigua de donde proviene el ruido. Parece obvio, pero nada más lejos de la realidad. El identificar la fuente del ruido nos ahorrará tiempo y dinero, pero ¿cómo? Muy fácil. Si el ruido proviniese de la calle puede que baste con un buen acristalamiento de PVC, por ejemplo. También puede darse el caso que vivas en un primer piso y bajo tu vivienda hayan instalado un local comercial de donde emana el ruido. En este caso a lo mejor te basta con insonorizar el suelo. O tal vez vivas en una casa adosada que linde con vecinos ruidosos o con algún negocio. Con tan sólo aislar la pared que linda tendrás suficiente. Sea como sea volvemos a repetir, el identificar la fuente de contaminación acústica te puede ahorra unos euros y bastante tiempo.
  1. Clases de materiales para aislar. En función del tipo de ruido y sus efectos podremos optar por unos u otros.  Insonorización vivienda
  • Los aislantes, son materiales rígidos que no tienen otra función que la de no dejar pasar el ruido. Este tipo de materiales son los que comúnmente se utilizan para cierres, es decir, puertas y ventanas. También consideramos dentro de este grupo otros como Polietileno, Fibras de poliéster y Poliuretano empleados en tabiquería, suelos y paredes interiores.
  • Materiales antivibratorios, como su propio nombre indican estos no dejan pasar el ruido y además no trasfieren la vibración que este produce.
  • Materiales absorbentes, la diferencia de estos con los dos anteriores es que son capaces de transformar las ondas y la vibración en energía y mejoran, de forma muy notable, la acústica del espacio. Estos últimos es más raro que se incorporen a una vivienda a no ser casos extremos.

Ahora que conocemos los materiales; imaginemos una vivienda, la cual sufre de una grave contaminación acústica. Tienes vecinos ruidosos y un local de ocio nocturno bajo tus pies, y, por si fuera poco, frente a tu casa pasa el tranvía de tu ciudad por la superficie el cual hace vibrar ventanas y muebles. ¿Qué hacer frente a esto?

Lo principal es incorporar ventanas de PVC y doble acristalamiento, así como puertas de madera maciza. Como hemos comentado te aislarán del ruido. Debemos incluir en el suelo, el cual da al local de marcha, y al tabicaje que da a la calle materiales antivibratorios. Con esto no solo acabaremos con el ruido de la calle, sino que minimizaremos las vibraciones del dichoso tranvía al pasar y el estruendo de la música bajo nuestros pies. Si ya completamos toda nuestra instalación incorporando a techos y paredes el producto aislante más adecuado tendremos la vivienda a prueba de bombas y vecinos ruidosos.

Back to site top