Los Tubos Eléctricos en una Instalación Eléctrica
LOS TUBOS ELÉCTRICOS EN UNA INSTALACIÓN ELÉCTRICA

LOS TUBOS ELÉCTRICOS EN UNA INSTALACIÓN ELÉCTRICA

Las canalizaciones eléctricas o tubos eléctricos son los que se encargan de contener los conductores eléctricos. Su función es proteger a los conductores de daños mecánicos, altas temperaturas, productos químicos y zonas húmedas.  El tubo eléctrico es importante en las instalaciones eléctricas, por ello hay que elegir el mejor material para nuestras necesidades.

Hay dos tipos de material para los tubos eléctricos: metálicos y no metálicos. Las no metálicas se fabrican de materiales como el PVC, mientras que las metálicas se fabrican de hierro, acero o aluminio. Hay muchas empresas como sumidelec.com que se encargan de la venta de tubos y canalizaciones eléctricas de calidad. Esta empresa apuesta por por los tubos eléctricos de PVC, por su resistencia y calidad. Este es un material termoplástico que es resistente y rígido y soporta algunos químicos y ambientes húmedos. Es autoextinguible a las llamas y son muy ligeros.

Las canalizaciones eléctricas están fabricadas para instalarse en cualquier lugar donde se instale un cableado eléctrico. Las podemos encontrar empotradas en techos, en zonas húmedas, al aire libre, en altas temperaturas o en superficies.

instalaciones_electricas_reformas

OTROS TIPOS DE TUBOS ELÉCTRICOS

Hay otros muchos materiales eléctricos para nuestros tubos eléctricos, aquí os describimos algunos de los que puedes encontrar:

  • Tubos flexibles metálicos: Son de acero con un recubrimiento galvanizado. Se suele aplicar en naves industriales. Donde el cableado esté expuesto a torsión o daños. Es perfecto para el cableado de máquinas.
  • Tubos flexibles plástico: Fabricados con materiales termoplásticos, normalmente van cubiertos de PVC de dos capas. Son livianos, resistentes y flexibles. Son idóneos para cableado con curvatura.
  • Tubo EMT: Usados principalmente para instalaciones eléctricas industriales. Pasa por un procedo de galvanizado. Son muy versátiles y evitan la corrosión.
  • Tubo IMC: Son muy resistentes a los daños mecánicos. Son canalizaciones eléctricas muy durables y herméticas.

Dentro de estos tipos, podemos hacer otras distinciones como su uso, podemos encontrar tubos curvables, que se adaptan mejor y tubos enterrados con una mayor resistencia.

Por ello para ocultar los cables de nuestra instalación eléctrica en tubos vamos a distinguir entre tubos flexible y rígidos. Los tubos rígidos sin muy útiles en instalaciones sobre superficie como paredes y techos. Pueden resultar muy estéticos y son muy resistentes. Por otro lado los tubos flexibles se usan preferiblemente para instalaciones empotradas.

Actualmente tanto para hogar como para industrias se ponen instalaciones eléctricas que emplean tubos y cables ignífugos, sin halógenos. Evitando incendios y averías eléctricas. Esto supone que estas canalizaciones eléctricas lleven mayor seguridad y protección.

Estas instalaciones tienen más complicación de lo que parecen por eso dejarse aconsejar por un experto que valore su caso es la mejor de las ideas. Los materiales a elegir son muy importantes, el lugar donde va a ir colocada la instalación también influye.

Si piensas hacer una reforma debes prestar atención a todos los detalles, las instalaciones eléctricas son muy importantes en cuanto a funcionalidad en hogar o industria. Esto te evitará problemas con el tiempo.

Back to site top