IDEAS DE DECORACIÓN PARA HABITACIONES INFANTILES PEQUEÑAS

IDEAS DE DECORACIÓN PARA HABITACIONES INFANTILES PEQUEÑAS

Septiembre es una época de cambios. Volvemos al trabajo, nos proponemos nuevos objetivos para acabar con buen pie el año y buscamos cualquier espacio de nuestro hogar para renovarlo y sentir en cierto modo que nos renovamos nosotros mismos; un claro ejemplo es el cambio en la distribución, decoración o los muebles infantiles de la habitación de nuestros hijos.

Ya sea un toque distinto de color o comprar nuevo mobiliario, en el caso de las habitaciones infantiles pequeñas el esfuerzo suele ser mayor, ya que el espacio a menudo juega en nuestra contra y debemos tener un punto más de ingenio a la hora de distribuir el mobiliario.

Si necesitas resolver tu falta de espacio y renovar el pequeño dormitorio infantil del príncipe o la princesa de la casa ahora que ha empezado el nuevo curso escolar, sigue estos consejos sobre muebles infantiles.

baby-room

Imagen: dormitoriostematicos.com

¿Dónde colocar la cama?

La cama suele ser el centro de atención de un dormitorio; de su ubicación dependerá el resto de muebles.

En habitaciones pequeñas, recomendamos pegarla a la pared y cuanto más alejada de la puerta de entrada mejor. También, es recomendable no colocarla justo al lado de la ventana. Con ello crearemos una sensación de amplitud y dejaremos pasar más luz natural a todo el espacio.

La altura, el segundo aliado

A veces, centramos nuestra atención en aprovechar al máximo la colocación de muebles teniendo en cuenta el espacio que disponemos (esto es, el ancho y largo del dormitorio), pero no siempre somos conscientes de que la altura de una habitación nos puede ayudar también en gran medida a ganar espacio.

Este es el caso de las literas. En una superficie donde únicamente cabe una cama individual, pueden caber dos perfectamente.

Con las camas altas, podemos colocar un cómodo escritorio o rincón de escritura y aprovechar la altura para situar justo encima una cama.

Incluso, si el dormitorio cuenta con una altura considerable, podemos colocar estanterías en las partes más altas y dejar a modo de decoración los libros que nuestros hijos ya no utilizan. Solo tendremos que contar con una discreta escalera para acceder a ellos.

Muebles con doble funcionalidad

Cuando los metros escasean, el ingenio debe superar los límites del espacio y los muebles infantiles con doble uso suponen una gran solución.

Por ejemplo, no necesitas una pizarra magnética de caballete que ocupe el poco espacio libre que queda en la habitación, teniendo una pared lisa lista para ser dibujada después de adecuarla con pintura de pizarra.

Tampoco tenemos por qué tener un set de baúles para guardar los juguetes, si podemos contar con una cama nido donde almacenar todo lo que nos estorbe visualmente.

 Como ves, se trata de aprovechar y darle como mínimo una función a cada uno de los rincones que forman el dormitorio para que, al final, nuestros hijos tengan un mínimo de espacio libre para que puedan jugar y crecer libremente sin sentirse agobiados o limitados por el entorno.

Back to site top