imagen 3d planos construcción

Aspectos a tener en cuenta para una construcción sostenible

La construcción sostenible ha dejado de ser algo novedoso para empezar a estar presente en todas las viviendas de obra nueva que se están llevando a cabo. Al menos, esto es lo que hacen en Procomo y es que la Ley de Ordenación de la Edificación lo deja ya bien claro. Hay parámetros que deben cumplirse para que una obra nueva pueda llevarse a término. Uno de ellos es la construcción sostenible de la que hablaremos.

Desde que las facturas se empezaron a disparar y la inflación no ha hecho más que aumentar, todas las miradas se han puesto en este tipo de construcciones. Invertir en vivienda siempre ha sido una excelente opción, ya que es un bien en propiedad que se revaloriza con el tiempo y en la actualidad esto todavía se produce mucho más rápido de lo esperado. Pero, ¿cómo llevar a cabo una construcción sostenible? Los expertos de Procomo te lo cuentan.

La elección de la ubicación es muy importante

La ubicación de una vivienda es clave para una construcción sostenible. Antes puede que no se le diese importancia a la orientación, pero cuando pensamos en este tipo de viviendas siempre nos viene a la mente el sur. Todos los inmuebles que están dirigidos hacia esta dirección disfrutan de mayores horas de luz y de sol. Esto se traduce en un menor uso de recursos, como lámparas artificiales, pues aprovechan la luz natural.

Sin embargo, en Procomo nos avisan de que hay que tener en cuenta otro tipo de consideraciones. Por ejemplo, si la construcción sostenible que están llevando a cabo está destinada para familias, intentarán encontrar un espacio donde haya lugares de juego, zonas verdes y un ambiente tranquilo. No es fácil, sobre todo en ciudades grandes. No obstante, con paciencia y gracias a la experiencia, es posible conseguir esto y mucho más.

Los materiales de construcción deben ser sostenibles

Otro de los aspectos que se tienen en cuenta en el momento de llevar a cabo una construcción sostenible es la elección de los materiales de construcción. Apostar por aquellos donde la calidad prime y los recursos sean naturales, un ejemplo sería la madera, es algo que se valora y que permitirá lograr ese certificado de eficiencia energética que tanto se busca en la actualidad, además de revalorizar las viviendas.

Por otro lado, es importante que durante el proceso de construcción también se lleven a cabo acciones sostenibles. Así, habrá una adecuada eliminación de los residuos, se reducirá el impacto que la construcción de las viviendas tendrá en el medioambiente y se abogará por un uso responsable de los materiales. Este tipo de medidas persiguen un objetivo en común: una construcción sostenible para toda la vida.

Apoyo en el aislamiento térmico

El aislamiento térmico ya no es una opción, sino una obligación para todas aquellas obras nuevas. Procomo lo sabe y, por eso, se enfoca mucho en que este material quede bien implantado en las viviendas para que sus futuros residentes disfruten de todas sus ventajas. Descubrirán cómo dependerán menos del aire acondicionado en verano y de la calefacción en invierno, y esto supondrá un gran ahorro. 

El aislamiento térmico y acústico es una garantía para el bienestar y una forma de lograr una construcción sostenible que sea eficiente. Sin duda alguna, el valor que una vivienda de estas características alcanza es todavía mayor. Ya hay personas que las buscan y no es fácil encontrarlas por precios asequibles.

La instalación de paneles solares no debe faltar

Además de todo lo anterior, en una construcción sostenible los paneles solares tampoco deben faltar. Aunque es un recurso que todavía no tiene todo el uso que debiera en las viviendas, en las construcciones nuevas comienzan a tener un gran protagonismo, como apuntan los expertos de Procomo. Al sumarle la orientación y el resto de las recomendaciones, una construcción sostenible podrá convertirse en una casa pasiva.

Gracias a los paneles solares será viable disfrutar de agua caliente sin que ello repercuta en la factura. Con todos estos ingredientes no será difícil obtener el certificado de eficiencia energética, además de hacer un uso adecuado de los recursos para que durante el proceso el entorno se respete por completo.

Procomo lo tiene claro. La construcción sostenible es una necesidad creciente cuya demanda está aumentando. El cambio climático y sus consecuencias son cada vez más evidentes, y la única forma de frenarlo es con acciones como estas. Además, este tipo de construcciones tienen muchos beneficios para sus propietarios. Mayor valor, bienestar más alto y mejor inversión.  Todo esto, por un precio asequible.

En muchos casos, la construcción sostenible tiene en cuenta otros factores. Por ejemplo, la manera en la que se puede aprovechar el agua de la lluvia para ganar eficiencia o la personalización teniendo en consideración las necesidades de sus residentes. Como mencionamos antes, una familia querrá un entorno tranquilo y lleno de espacios verdes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar