Ventanas de PVC, una inversión inteligente

Ventanas de PVC, una inversión inteligente

A la hora de realizar reformas en casa, un elemento que no debemos obviar son las ventanas. Esta parte tan importante de la arquitectura de nuestro hogar juega un rol primordial en la protección y el aislamiento del mismo. Hoy en día, las ventanas de PVC se han convertido en una de las mejores elecciones por sus múltiples ventajas.

¿QUÉ ES EL PVC?

Si residimos en Madrid y necesitamos reformar los ventanales de nuestra casa, encontrar un buen proveedor que nos proporcione Las Mejores Ventanas de PVC en Madrid es más fácil de lo que creemos. Ventanas Vamin, fabricante de ventanas de PVC de la marca Kömmerling en la capital española, ofrece una calidad difícil de superar por un precio más que justo. Pero, ¿qué es exactamente el PVC y por qué se utiliza hoy en día para la fabricación de ventanas?:

El PVC, también llamado policloruro de vinilo,  es un tipo de plástico que se obtiene de la combinación química del carbono, el  hidrógeno y el cloro. El PVC es un material ligero e inocuo muy fácil de moldear. El PVC es versátil  y resistente por lo que se utiliza en la fabricación de elementos que deben perdurar en el tiempo.

Además, resulta inocuo para la salud. Otras propiedades de este plástico es que es muy ligero y moldeable lo que hace que se emplee en en muchos ámbitos de la industria. Estas cualidades, unidas a su alto nivel de impermeabilidad y a su alta capacidad de aislamiento (térmico, eléctrico y acústico) hacen que sea un material ideal para la fabricación de ventanas.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE INSTALAR VENTANAS DE PVC EN NUESTRA CASA?

Invertir en trabajos y reformas de nuestro hogar significa, por un lado, incrementar su valor en el mercado y, por otro, aumentar el confort  y la calidad de vida de las personas que residimos en él.

Cambiar nuestras ventanas viejas e instalar unas nuevas fabricadas con PVC nos permitirá disfrutar, desde el primer momento, de todas sus ventajas:

Ayudan a ahorrar en las facturas de luz y de gas

Las ventanas de PVC poseen una mayor capacidad aislante que las ventanas de madera y aluminio. Gracias a su tecnología de “doble vidrio” logran hermetizar las estancias respecto a la temperatura que podemos encontrar en la calle.

Utilizar este tipo de ventanas supone evitar que el frío y la humedad del invierno o el calor intenso del verano se cuelen en nuestra casa. Ayudando a disminuir el uso de los sistemas de calefacción o aire acondicionado y reduciendo, por lo tanto, el importe de las facturas de luz o de gas.

Evitan los ruidos molestos

Vivir en una zona de tráfico intenso o donde existan demasiados ruidos externos puede provocarnos malestar y alterar la placidez y tranquilidad de nuestro hogar. Las ventanas de PVC poseen un alto nivel de aislamiento acústico que impide el paso de las ondas sonoras, ofreciéndonos el ambiente relajado que necesitamos.

Nos proporcionan un hogar saludable

El nivel de hermeticidad que presentan las ventanas de PVC contra agentes externos tales como la contaminación atmosférica, el polen o el polvo, las convierten en un magnífico aliado para mantener nuestro hogar libre de alérgenos y otros elementos perjudiciales para nuestra salud.

Mejoran la seguridad del hogar

Muchos de los robos se perpetran a través de las ventanas de la casa. Disponer de una buena puerta de seguridad no nos sirve de nada si vivimos en una planta baja o en un edificio de poca altura y nuestras ventanas son débiles y de fácil apertura. La fortaleza y resistencia de los marcos, los anclajes y cristales de las ventanas de PVC son un obstáculo más que importante para cualquier ladrón.

 Respetan el medio ambiente

Elegir ventanas de PVC reduce la huella medio ambiental que dejamos en el planeta: cuando reducimos el nivel de energía que necesitamos para mantener la temperatura ideal dentro de nuestros hogares, reducimos también el nivel de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Además, en el mercado actual, podemos encontrar modelos de ventanas de PVC fabricadas con materiales totalmente reciclables y libres de metales contaminantes y perjudiciales para nuestra salud.

 Son fáciles de mantener

La resistencia del PVC lo convierte en un material excelente capaz de resistir golpes y las inclemencias ambientales. Elegir para nuestra casas unas ventanas fabricadas con este tipo de plástico hará que ahorremos dinero en reparaciones y costosas labores de mantenimiento. Y, para su limpieza, utilizar alguno de los productos específicos para PVC que existen en el mercado nos resultará más que suficiente.

 Su instalación es sencilla

En general, la instalación de ventanas de PVC no exige de grandes obras. Lo más importante es que, el lugar en el que se instalen dichas ventanas, exista una estructura sólida y compacta.

Existe un amplio catálogo donde elegir

La versatilidad del PVC y el avance tecnológico hacen que exista una gran variedad de modelos y tipologías de ventanas de PVC. Podemos encontrar ventanas de PVC a medida y en todos los tamaños y los más diferentes modelos. Estos abarcan, desde los colores y las formas geométricas más tradicionales a otras de tipo más moderno y poco convencionales.

Además, otra ventaja de elegir ventanas de PVC es que podremos elegir, sin problemas, el tipo de abertura que deseamos: abatible, con giro, oscilobatiente, pivotante, plegable,…

¿CÓMO SÉ SI TENGO QUE CAMBIAR LAS VENTANAS DE MI CASA POR UNAS DE PVC? 

Para saber si debemos cambiar las ventanas de casa actuales por unas ventanas de PVC, reparar en los siguientes aspectos nos ayudarán a decidirnos:

Si aparecen manchas de humedad en las paredes, alrededor de los marcos de las ventanas o muy cerca de estos y vemos que  los cristales se empañan de manera exagerada (tanto que no podemos ver a través de ellos) , es señal de que nuesras ventanas han perdido todas sus propiedades aislantes.

Notar corrientes de aire, incluso cuando las ventanas están totalmente cerradas, son indicativo de que no aíslan como deberían hacerlo.

Otro aspecto que nos ayuda a reconocer que debemos cambiar nuestras ventanas es que nos resulte difícil cerrarlas; síntoma de que los marcos se encuentran en mal estado.

Tener sensación de frío, incluso con  la calefacción al máximo y recibir facturas energéticas más elevadas de lo habitual son un claro indicio de que ha llegado la hora de cambiar nuestras ventanas.

Elegir ventanas de PVC para nuestro hogar es una inversión inteligente que nos reportará todo tipo de ventajas y el confort que deseamos desde el primer momento.

1 Comment

  1. Muy buen post, muy recomendable! Saludos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top