Todo lo que debes saber sobre las plataformas elevadoras de segunda mano

Todo lo que debes saber sobre las plataformas elevadoras de segunda mano

Las plataformas elevadoras se encuentran entre los dispositivos mecánicos más utilizados en el mundo de la construcción. Lo cierto es que tienen varias funciones, ya que pueden ser utilizadas para obras de pequeña y gran escala, actividades de limpieza y restauración de fachadas, a la hora de realizar reformas en edificios, para poda y tratamiento de árboles e incluso en labores de salvamento.

Dado que los trabajos con plataformas elevadoras destacan más en el sector de la construcción por sus múltiples funciones, se dedica una gran inversión a la mejora de éstas para así poder garantizar la seguridad durante su uso.

La venta de plataformas de segunda mano con garantías en términos de seguridad

Internet se ha convertido en uno de los mayores puntos de venta y, por suerte, existen sitios web de plataformas elevadoras de segunda mano como este, que acreditan que la homologación de estas máquinas sigue vigente y que certifican que han sido evaluadas recientemente, y por lo tanto poseen los certificados oficiales de uso.

Frente a otro tipo de andamios y estructuras que permiten a los trabajadores realizar labores en altura, las plataformas elevadoras son estructuras móviles. Así, junto con los andamios colgantes, constituyen los tipos de dispositivos de construcción en los que se aplican mayores medidas de seguridad. Estas medidas comienzan desde el momento de la fabricación, que debe estar supervisado y pasar por controles rutinarios que prueben la resistencia de los materiales y la calidad del dispositivo.

Por ello, todas las plataformas elevadoras, ya sean nuevas o de segunda mano, tienen que cumplir normativas específicas que indican los requisitos que este tipo de máquinas deben cumplir. Además, estos requisitos son testados por los organismos especializados en la prevención del riesgo en el sector de la construcción y, una vez aprobado su cumplimiento, la distribución de una plataforma elevadora puede comenzar en el mercado.

operario-plataforma-elevadora

Ventajas de contar con plataformas elevadoras de segunda mano

Evidentemente, el mayor beneficio de adquirir una plataforma elevadora de segunda mano es su menor coste. Esto es una gran ventaja sobre todo cuando se trata de pequeños trabajos o algún tipo de reforma puntual, ya que el comprar una plataforma elevadora nueva además de ser un gran gasto, probablemente no la aprovecharíamos lo suficiente como para que merezca la pena el desembolso.  

En cuanto a su uso, la cesta hace que los trabajadores y el material que necesiten transportar se muevan de forma segura, pudiendo moverse a cualquier parte desde el interior de ésta y así adaptarse a la estructura o necesidades en todo momento.

Se puede controlar de forma muy sencilla gracias a sus brazos flotantes y telescópicos, estabilizadores hidráulicos, así como el accionamiento de tracción y la rotación de la plataforma. De esta forma se consigue que la efectividad en los trabajos y que la precisión de las maniobras sea mayor. Gracias a esto, conseguimos más seguridad y estabilidad que si tuviésemos que movernos por un andamio, sobre todo en cuanto a la adaptación a las superficies más irregulares donde se trabaje. 

Otra característica que también resulta muy atractiva sobre este tipo de plataformas es el ahorro de tiempo. No hay necesidad de montarlas y desmontarlas, y podemos trasladarlas con un remolque. Las plataformas elevadoras tienen grandes ruedas con neumáticos que dan estabilidad en los desplazamientos, por lo que podemos trasladarlas de forma segura incluso con nuestro propio vehículo.

Por lo tanto, ya sean plataformas elevadoras nuevas o de segunda mano, asegúrate de adquirirlas en sitios de confianza donde puedas comprobar que han pasado todas las revisiones necesarias y que cuenten con su certificado de homologación.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top