dormitorio color crema

Tips para elegir la mejor iluminación para dormitorios

La luz que debe tener un dormitorio es la que crea un ambiente relajado e invite al descanso por lo que tiene que ser homogénea, uniforme y sin proyectar sombras. Elegiremos una iluminación cálida, agradable y con un nivel de 200 luxes máximo. 

A continuación te contaremos diferentes tipos de iluminación y su empleo dentro del dormitorio de forma que las incorpores la iluminación correcta a esta estancia de tu vivienda.

Tipos de iluminación para dormitorios

Iluminación general de un dormitorio

De forma general debemos entender que en función del tamaño del dormitorio pondremos un mayor o menor puntos de luz. Si un dormitorio es pequeño bastará con un punto de luz general mediante lámpara colgante o plafón (depende también de la altura del techo).

Si el dormitorio es de grandes dimensiones debemos optar por incluir varios puntos de luz general e incluso utilizar lamparas de pie si fuese necesario para conseguir una iluminación homogénea. 

Al elegir tu lámpara de pié presta atención a la pantalla. Es mejor elegir de tela, papel o vidrio al ácido pero siempre opacas. Crearán un ambiente más relajante a consonancia con el resto de la estancia.

También es recomendable el uso de focos empotrados en el techo si por ejemplo tu dormitorio tiene pasillo. Es una solución ideal para que el espacio se vea diáfano e iluminado al mismo tiempo.

Te recomendamos utilizar bombillas cálidas para este formato y que además resistan bien el apagado y encendido constante y que den su potencia máxima al instante. Esta no es una habitación que permanezca mucho rato con la luz encendida por lo que lo agradecerás.

dormitorio con luz de ambiente

Luz de ambiente en dormitorios

Este tipo de luz es algo más “apagada” que la anterior pero permite movernos por la habitación sin problema alguno.

Los apliques, dispuestos en la pared, y tiras de led ocultas, tras el cabecero de la cama o bajo la misma e incluso en molduras de los techos, son las que mejor proporcionan este tipo de iluminación. 

Es muy recomendable si te gusta, por ejemplo, ver la televisión en el dormitorio. Con esta iluminación conseguimos que no fuerces tanto la vista al ver tu serie o película favorita. Ya sabes, ¡la salud es lo primero!

Normalmente se emplean bombillas o tonalidad cálida también para esta iluminación y siempre intentar evitar ver el punto de luz directamente.

Iluminación para dormitorios funcional

En este punto hacemos referencia a las luces, que dentro del dormitorio, cumplen con una función específica. Te ponemos varios ejemplos de luces funcionales aunque todo depende de las actividades que allí realices.

Este tipo de iluminación para dormitorios no tienen porque cumplir con los requisitos que antes te decíamos sobre la iluminación general o de ambiente.

¿Eres amante de la lectura en tu dormitorio? Unos apliques situados  sobre los lados de la cama te porporcionarán una luz perfecta para leer y además no molestar a la persona con la que compartes cama. Esta luz debiera ser directa y fría para permitirte concentrarte en la lectura.

¿Tienes un tocador para maquillarte? De igual forma que la anterior iluminación necesitar algo más de potencia y claridad que en la iluminación general y de ambiente.

¿Quieres tener claro qué ropa vas a usar hoy? Ilumina el interior de tu armario. Iluminar este mueble puede tener dos funciones. Una primera que es la de iluminar el interior. Pero si dispones de un ropero con cristales opacos podrás cerrar las puertas y de este modo templar estos puntos de luz como iluminación de ambiente.

En resumidas cuentas, tu dormitorio no es solo para dormir. Puede cumplir con muchas más funciones y debes saber que para cada una de ellas existe un tipo de iluminación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar