TERMOS ELÉCTRICOS, LA ALTERNATIVA A LA CALDERA TRADICIONAL

TERMOS ELÉCTRICOS, LA ALTERNATIVA A LA CALDERA TRADICIONAL

Ahora que llega el frio de verdad a nuestro país, y tras haber pasado una temporada con temperaturas más altas de lo normal, seguramente empecemos a darle un mayor uso a nuestro calentador.

Es posible que su funcionamiento haya bajado el rendimiento, se hayan podido estropear piezas o quizás ha llegado su hora para renovarlo, por lo que queremos hablaros de los termos eléctricos. Son una opción altamente recomendable por varios motivos, pero el principal es que no dispongas de suministro de gas en tu vivienda. Aunque las calderas de gas son a priori uno de los sistemas más utilizados vamos a enumerar algunas características por las que un termo eléctrico puede ser tu mejor opción.

Si eres profesional del sector o un o una “manitas”, y te atreves a ponerlo tú mismo puedes comprar a buen precio aquí. Disponen de un amplio catálogo donde puedes encontrar termos eléctricos de diferentes características y marcas.

¿CÓMO FUNCIONA LOS TERMOS ELÉCTRICOS?

Los termos eléctricos funcionan básicamente calentando el agua fría del su interior de la caldera del mismo a través de una resistencia eléctrica, para su posterior uso en nuestro hogar. El aparato consta de un termostato que actúa automáticamente enciende y apaga la resistencia para mantener el agua de su interior a la temperatura deseada.

Este tipo de termo actúa por acumulación. Quiere decir que, en función de los litros de capacidad que tenga, calentara el agua y la dejará a espera de ser usada. Un problema que se plantea con el uso de termos eléctricos es que han de permanecer conectados para mantener el agua caliente, por lo que podríamos estar usando más energía eléctrica de la deseable. Aunque mediante un temporizador podemos regular las horas de uso del calentador en función de las necesidades de la vivienda y sus inquilinos para regular el consumo eléctrico del aparato y no ver aumentado nuestro gasto en luz.

Una de las principales ventajas del uso de los termos eléctricos es que no necesitan instalación de gas para su instalación la casa.

termo_agua_caliente

¿POR QUÉ DEBERÍAS APOSTAR POR LOS TERMOS ELÉCTRICOS?

A la hora de mejorar nuestra vivienda con un termo de estas características lo primero que hemos de entender es que un termo eléctrico es ideal donde las temperaturas son relativamente suaves, como zonas de costa, por ejemplo, y hogares donde el uso que se le va a dar no es especialmente fuerte. En aquellos lugares en donde las temperaturas son muy bajas y el uso muy continuo el consumo de luz eléctrica puede verse disparado. Además, en las casas compuestas por un número elevado de personas, hará falta colocar un termo de mayores dimensiones, para poder cubrir sus necesidades, por lo que el consumo igualmente puede llegar a ser elevado.

Comodidad: Si bien tenemos que decir que un termo eléctrico tarda de 2 a 4 horas en calentar el agua en su interior cabe destacar la comodidad y ahorro en agua que se produce al abrir el grifo de casa. Este ahorro en agua es porque este tipo de calentador es capaz de hacernos llegar el agua caliente instantáneamente.

Seguridad:  El hecho de que no se utilice un material inflamable como el gas para su funcionamiento reduce notablemente los riesgos de un accidente en casa.

Respetuoso con el medio ambiente: Los termos eléctricos emplean energía eléctrica valga la redundancia, y dicha energía es la energía más limpia y respetuosa con el medio ambiente.

Back to site top