TÉCNICAS PARA MEJORAR EL AISLAMIENTO TÉRMICO DE UNA VIVIENDA

TÉCNICAS PARA MEJORAR EL AISLAMIENTO TÉRMICO DE UNA VIVIENDA

Hoy en día, existe una tendencia en las viviendas y edificios de España. Tratan de cambiar los sistemas de climatización centralizados a unos individualizados. También se están adaptando estos métodos concentrados para que cada vecino pague su parte proporcional. Esto tiene como objetivo que cada familia abone la cantidad monetaria correspondiente a su  consumo de energía. De esta manera, todos los residentes sabrán si el aislamiento térmico de su casa es eficaz y por lo tanto, un consumo energético eficiente.

En el caso de que se trate de una vivienda en construcción sería una tarea más sencilla, ya que se podría incorporar en el proyecto con la finalidad de tener una casa altamente eficiente en energía. Por otro lado, cuando la residencia son viviendas antiguas se debe optar por mejorar el aislamiento térmico del hogar y cambiar las ventanas. Esto es necesario tanto para ahorrar en consumo de energía como en dinero.

AISLAMIENTO TÉRMICO INYECTADO EN CÁMARAS

Esta técnica es la más rápida y cómoda. Consiste en llevar a cabo unas perforaciones  en el interior o exterior de la fachada, donde se inyecta el aislamiento térmico con una manguera especial.

Una vez inyectado el aislamiento no hay manera de saber si ha sido repartido de una forma uniforme dentro de la cámara. Por esta razón, se recomienda utilizar fibra celulosa en vez de usar el poliuretano. La primera es más económica, más fácil de inyectar y más ecológica.

Recomendamos el uso de fotografías termográficas tras la transfusión del aislamiento térmico. Con esto se podrá comprobar que zonas están sin cubrir y si existe algún puente térmico. En el momento en el que el aislante haya sido bien colocado, la termografía será uniforme.

SISTEMA DE AISLAMIENTO TÉRMICO EXTERIOR (SATE)

Si el aislamiento térmico es generalizado en un edificio o en una vivienda unifamiliar esta es la mejor opción. Este trabajo se realiza desde el exterior, por lo que la fachada se verá afectada. Por esta razón, habría que estar informados si nuestro edificio tiene alguna protección de estética de fachada.

Esta tipología trata de incorporar paneles aislantes en toda la zona exterior de la parte delantera de la casa. Luego, estos será cubiertos por distintos tipos de acabados.

El trabajo realizado va a envolver toda la capa exterior del edificio, eliminando todos o casi todos los puentes térmicos. Los únicos inconvenientes podrían ser la limitación del diseño exterior y la instalación de un andamio para su colocación.

AISLAMIENTO TÉRMICO INTERIOR, TRASDOSADOS

Esta es la solución perfecta si vamos a llevar a cabo una reforma integral de la casa. Este tipo de aislamiento térmico se compone por paneles aislantes yuxtapuesto a la fachada. Luego, se recubrirá con pladur, madera o ladrillo.

Se puede ejecutar de dos maneras diferentes. Por un lado, se podría demoler la zona interior de la fachada, incorporar el aislamiento y rehacer la pared. Y por otro lado, se tendría que trasdosa toda la hoja interior de la fachada previa colocación del aislamiento térmico.

aislamiento_termico

AISLAMIENTO TÉRMICO DE TECHOS Y SUELOS

A la hora de llevar a cabo un aislamiento térmico, lo mejor es acudir a profesionales como Dalso reformas integrales en madrid. Ellos aconsejarán cuál es la forma más completa y eficiente para aislar el hogar en cuestión. En el caso de una casa unifamiliar, suele ser muy recomendable proteger los techos en el falso techo o en la cubierta.

Si se trata de una ampliación donde se le quitan metros a la terraza, se debe de tener en cuenta que tanto el techo como el suelo son zonas que probablemente no dispongan de aislamiento térmico ya que pertenecían a una zona exterior de la casa. De este modo, lo más recomendable es consultarlo con el arquitecto y que se incorpore esto en el proyecto de la reforma parcial que se está llevando a cabo.

OTRAS ALTERNATIVAS DE AISLAMIENTO TÉRMICO, TRASDOSADOS DIRECTOS

Los trasdosados directos son una alternativa que consiste en adherir un panel aislante en la cara interior de la vivienda. Además, nos puede servir como acabado o como base de este.

Para llevar a cabo este tipo de aislamiento térmico lo ideal es acudir a materiales que aíslan y tienen una cierta rigidez, como pueden ser los paneles de fibras de madera o de corcho.

Es cierto que este sistema puede ser menos eficaz que los nombrados anteriormente, pero cuenta con la ventaja de que es la alternativa más sencilla y económica.

Back to site top