Solutec, la empresa de trabajos verticales en Valencia

Solutec, la empresa de trabajos verticales en Valencia

Hay ciertas reformas, por ejemplo montar el nuevo mueble para la tele o pintar la habitación de los niños, que podemos hacer solos; sin embargo, existen ciertas actuaciones en las que no nos queda más remedio que delegar en terceras personas, por ejemplo cuando tenemos que rehabilitar la fachada del bloque de edificios.

Este tipo de reformas, denominadas trabajos verticales, no pueden (ni deben) ser realizados por los propios inquilinos, dado el riesgo que conlleva y la complejidad, de ahí que sea casi obligatorio recurrir a profesionales.

Seguridad y rapidez

Dentro del sector de los trabajos verticales, una de las empresas más fiables es la valenciana Solutec, con una dilatada experiencia en esto de colgarse en altura para dar una nueva cara a nuestro edificio.

Los principales pilares que convierten a esta compañía en una de las principales del sector son la seguridad y la rapidez. El primero es lógico, cuando hablamos de trabajos de este tipo, donde el más mínimo error puede tener consecuencias fatales, de ahí que los ches, hagan una apuesta decidida por la protección.

En lo que respecta a la rapidez, la compañía no utiliza maquinaria pesada (muchas de estas maquinarias son complicadas de desplazar), lo que reduce los plazos de ejecución. Además, al ser los propios operarios los que realizan los trabajos, la estructura no sufre con el peso, lo que supone, indirectamente, una nueva ventaja.

Planificación

Unas reformas de este tipo son demasiado complejas como para poder hacerlas de forma imprudente, de ahí que la planificación sea fundamental cuando hablamos de trabajos verticales. En este sentido, los chicos de Solutec ofrecen una pequeña checklist de elementos que deben tenerse en cuenta antes de ponerse a escalar una fachada.

El primer elemento de la lista es, lógicamente, revisar el inmueble y estudiar las reformas a realizar. En base a esto, se podrá decidir cuál será la mejor forma de rehabilitarlo. Dependiendo de las alturas o el estado de conservación del bloque habrá que optar por cuerdas o andamios.

En relación a esto, habrá que tener muy claro cómo van a subir (y luego bajar) los operarios encargados del trabajo vertical, siempre procurando no generar más problemas durante esta fase.

También, y enlazando con el apartado anterior de la seguridad, es imprescindible contar con un protocolo de emergencia o rescate. Es una de esas cosas que conviene no emplear, pero siempre es mejor tenerla y no utilizarla, que no tenerla y necesitarla.

Normativa

Otro elemento que hay que tener presente a la hora de abordar trabajos verticales es la normativa. De hecho, hay distintas legislaciones sobre el tema, por ejemplo el Real Decreto 2177/2004, que regula cuándo utilizar la suspensión de cuerdas frente a otros sistemas como los andamios. En concreto, el texto recoge que deben emplearse cuando no queda más remedio, cuando el montaje de otros sistemas conlleva más peligros o cuando se trata de una actuación demasiado corta.

El texto también especifica que este tipo de trabajos nunca se podrán realizar bajo condiciones meteorológicas que puedan poner en riesgo la vida del empleado, por ejemplo en caso de lluvias o vientos fuertes.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top