Salva al planeta y utiliza luces LED

Salva al planeta y utiliza luces LED

La iluminación LED ha revolucionado por completo el mercado de la iluminación tradicional, por muchas razones, entre las que destaca su mayor vida útil, el mejor consumo de energía y mejores requisitos de mantenimiento. Algunas asociaciones han diagnosticado que la iluminación LED podría ahorrar 190 teravatios por hora de electricidad al año. A medida que el precio de compra de las lámparas y accesorios sigue bajando, cada vez más gerentes de instalaciones buscan actualizar sus sistemas de iluminación con LED, dado a sus muchos beneficios en comparación con las tecnologías tradicionales. Si colocásemos, por ejemplo paneles LED de 60×60 obtendríamos más beneficios que con una lámpara convencional. A continuación ocho ventajas de utilizar esta iluminación en tu casa u oficina.

Eficiencia energética

Las luces LED utilizan aproximadamente un 50 por ciento menos de electricidad que las opciones tradicionales incandescentes, fluorescentes y halógenas, lo que resulta en ahorros sustanciales de costos de energía, especialmente para espacios con luces que están encendidas por períodos prolongados de tiempo. Los LED también apuntan a la luz en una dirección específica a diferencia de las bombillas convencionales, que emiten luz y calor en todas las direcciones (porque los LED están montados en una superficie plana, emiten luz de forma hemisférica en lugar de esférica). Esta capacidad de iluminación reduce el desperdicio de luz y de energía.

Vida extendida

A diferencia de la iluminación incandescente, los LED no se “queman” o fallan, simplemente se atenúan con el tiempo. Los LED de calidad tienen una vida útil esperada de 30.000 a 50.000 horas o incluso más, dependiendo de la calidad de la lámpara o accesorio. Una bombilla incandescente típica sólo dura unas 1000 horas; un fluorescente compacto comparable dura entre 8.000 y 10.000 horas. Con una vida útil más larga. Los LED pueden reducir costos que supone reemplazar bombillas en situaciones tanto laborales como hogareñas, logrando un sistema de iluminación de menor mantenimiento.

Durabilidad y resistencia

Sin filamentos ni cerramientos de vidrio, los LED son resistentes a la rotura y en gran medida inmunes a las vibraciones y otros impactos. La iluminación tradicional generalmente está contenida en un exterior de vidrio o cuarzo, que puede ser susceptible de dañarse. Los LED, por otro lado, tienden a no usar ningún vidrio, en lugar de eso se montan en una placa de circuito y se conectan con cables soldados que pueden ser vulnerables al impacto directo, pero no más que los teléfonos móviles y dispositivos electrónicos similares.

Encendido al instante

La mayoría de las lámparas fluorescentes no proporcionan un brillo total en el momento en el que se encienden, de hecho, muchas requieren de un par de minutos para alcanzar la máxima emisión de luz. Sin embargo, los LED se encienden con un brillo del 100 por ciento casi instantáneamente y sin retardo de reencendido. Esto es bueno, sobre todo cuando el exterior está muy oscuro, para obtener la mayor cantidad de claridad posible en el menor tiempo.

El mejor consejo que puedo darte es que tomes en cuenta estas anotaciones y que utilices la iluminación LED en tu casa o trabajo para ahorrar energía y dinero.

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top