fachada de vivienda moderna

¿Sabes cuáles son las principales características de la arquitectura moderna?

Solemos observar con asombro la majestuosidad de las antiguas edificaciones, el nivel de detalle y todas esas características únicas que destacan en cada una de las épocas. Sin embargo, gracias a las características de la arquitectura moderna, en la modernidad también se desarrollan complejos arquitectónicos que son impresionantes, sin lugar a dudas, sin contar con que cuentan con los últimos avances en tecnología, para adicionalmente, ser mucho más seguros y funcionales. 

En este sentido, las 10 maravillas de la arquitectura moderna son un maravilloso ejemplo de la capacidad infinita de creatividad que tiene el hombre, y es que desde el Centro Heydar Aliyev en Bakú, Azerbaiyán, hasta el Centro Comercial Emporia en Malmöe, Suecia, o el Centro de Arte y Ciencia, en Singapur, son magníficos ejemplos de esa grandiosidad. Obras que, además, reflejan a la perfección las características que definen a la arquitectura moderna. 

Características de la arquitectura moderna

La arquitectura moderna destaca por sus líneas simples, rectas y por el máximo aprovechamiento de los recursos naturales, siempre con el objetivo de lograr espacios que, además de ser cómodos, también destacan por ser funcionales. De hecho, ese estilo también se puede observar en la decoración minimalista en general, donde la premisa es: “menos es más”.

Adicionalmente, la arquitectura moderna busca exaltar esas características que solíamos observar en películas futuristas, solo que desde un punto de vista mucho más práctico. En este sentido, uno de los aspectos más destacados, especialmente cuando lo comparamos con edificaciones antiguas, es la ausencia de decoración. De ahí que este despacho de arquitectura destaque por ofrecer soluciones que se adaptan a los gustos de sus clientes, pero siempre desde una perspectiva moderna. 

A continuación compartimos algunas de las características más destacadas de la arquitectura moderna:

Líneas limpias y simples

Como comentamos anteriormente, una de las características más destacadas es la simplicidad, especialmente cuando lo comparamos con diseños arquitectónicos mucho más antiguos. De hecho, cuando observamos de cerca la evolución de la arquitectura, a lo largo de los siglos, poco a poco se han implementado trazos mucho más simples y limpios.

Las líneas rectas, limpias y sin decoraciones son, sin lugar a dudas, las bases del estilo arquitectónico que rige en la actualidad. Una tendencia que se ha impuesto desde hace varios años, aunque se ha ido perfeccionando y adaptando a los nuevos requerimientos de la sociedad, de forma que todo parece indicar que se mantendrá así por muchos años más. 

 

borrador de diseño de vivienda moderna

Transparencias

Una de las mejores y más destacadas características de la arquitectura moderna es el máximo aprovechamiento de los recursos naturales, y al respecto, el recurso natural más importante y por excelencia es la luz. Es por ello que resulta sumamente común que las casas y construcciones modernas, en general, destaquen por tener grandes ventanales. 

Los grandes ventanales, además de dejar pasar la luz natural y simplificar la decoración general, también son fundamentales para la mejor circulación del aire. Además, a nivel estético, muestran la ilusión de que los espacios son mucho más grandes o amplios, de lo que en realidad son. También son aspectos clave para lograr esa magnífica unificación entre interiores y exteriores, lo que también es clave para la construcción de estancias mucho más grandes. 

Asimetría

Contrariamente a lo que muchas personas puedan imaginar, la asimetría está presente en muchísimas obras arquitectónicas modernas, aunque las mismas no sean tan evidentes a primera vista. Se trata de un estilo conocido como asimetría intencionada, que consiste en la desvinculación de la simetría tradicional.

Gracias a la asimetría, resulta mucho más sencillo jugar con las percepciones de los espacios, así como también se puede aprovechar al máximo hasta el último centímetro de las estancias. Es una tendencia que se observa, tanto a nivel arquitectónico como también a nivel de decoración, incluso en las decoraciones más minimalistas. 

La arquitectura moderna y el aprovechamiento de los recursos naturales 

Además de todas las características anteriores, la arquitectura moderna también destaca por el máximo aprovechamiento de los recursos naturales. Es un hecho que estamos en una época en la que la sociedad, en general, se preocupa mucho más por su entorno y el cuidado del medio ambiente.

Además, el aprovechamiento de los recursos naturales, más allá del cuidado del medio ambiente, tiene un punto de vista completamente práctico y funcional. Al utilizar, por ejemplo, ventanales más grandes que permiten el traspaso de la luz natural, reducimos el consumo de electricidad durante las horas en las que todavía hay claridad.

Por otro lado, esos mismos ventanales, junto a un diseño arquitectónico favorecedor, en función de las corrientes de aire, también son aspectos determinantes para reducir el consumo de las máquinas de aire acondicionado y calefacción en general.

Además de los diseños más prácticos y funcionales, los nuevos despachos de arquitectura también ponen especial énfasis en el uso de elementos y materiales ecológicamente amigables con el medio ambiente. Muchos de estos materiales también ofrecen mejores resultados en cuanto a resistencia y durabilidad se refiere. 

Las casas modernas son construidas desde un punto de vista que combina lo estéticamente atractivo con lo funcional y ecológico. Se trata, sin duda alguna, de una combinación sumamente interesante, que se traduce en importantes beneficios a corto, medio y largo plazo, tanto para el propietario, como para el entorno en general. 

De ahí que la construcción denominada como sostenible, también sea una de las características más importantes de la arquitectura moderna. Por supuesto, adicionalmente a todos los aspectos anteriores, la seguridad también constituye uno de los aspectos básicos y elementales de la arquitectura y de las construcciones modernas. Para ello, se utilizan las últimas técnicas y avances en el área de tecnología, especialmente en terrenos o lugares particularmente vulnerables.

La arquitectura antigua, en todas sus fases, tiene un encanto único y especial. Sin embargo, hemos observado que a través de los años, la arquitectura se ha ido volviendo mucho más simple, hasta llegar a las construcciones modernas que destacan por las líneas rectas, la ausencia de decoraciones y el máximo aprovechamiento de los recursos naturales, desde un punto de vista completamente funcional. También, en las construcciones modernas, se puede observar la creatividad y algunas de las mejores características que definen a nuestra sociedad actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar