Qué se debe hacer para tener un correcto mantenimiento de una caldera de gas natural

Qué se debe hacer para tener un correcto mantenimiento de una caldera de gas natural

En las viviendas actuales cada vez es más frecuente tener aparatos electrónicos, electrodomésticos, sistemas de aire acondicionado, calefacciones, etc que precisan de un mantenimiento específico para su correcto funcionamiento y asegurar que su vida útil perdure más en el tiempo.

No es de extrañar que nos sintamos abrumados y confundidos acerca de cómo y cuándo debemos realizar dichos mantenimientos.

En el caso de instalaciones de gas esta tarea adquiere una mayor importancia puesto que, además de la conservación del sistema, nuestra seguridad y la de los inquilinos puede depender de un correcto mantenimiento de calderas de gas natural.

Debemos conocer cuales son los plazos para realizar el mantenimiento, si es obligatoria por ley, quién es el encargado de llevarla a cabo y que gasto conlleva. Aunque parezca mentira son cuestiones muy comunes que se hacen los usuarios de los sistemas de calderas de gas y por lo general pueden llevarlo a confusiones.

¿Qué debemos tener en cuenta en el mantenimiento de una caldera de gas natural?

Hay dos conceptos diferenciados que debemos conocer dentro del marco del mantenimiento de nuestras calderas de gas y que serán explicados durante el transcurso de este artículo.

  • La Inspección de calderas de gas
  • La Revisión de calderas de gas

Revisión de calderas de gas natural

La revisión de las calderas de gas natural, por lo general, se realizan una vez cada dos años. Esta regla no siempre se cumple puesto que también va a depender de las especificaciones técnicas del fabricante de nuestro sistema que suelen venir en el manual de mantenimiento. 

El objetivo de la revisión es garantizar una combustión optima, mejor eficiencia energética y mayor vida útil además de controlar el correcto funcionamiento del equipo en sí (la caldera), durabilidad y seguridad. Para realizar este tipo de revisiones, la opción más recomendable es acudir al Servicio Técnico Oficial del fabricante, quien nos puede asesorar ya que son los mayores conocedores de la caldera y están al corriente de los problemas más típicos que puedan surgir así como de la forma correcta de prevenirlos y subsanarlos.

Inspecciones de calderas de gas natural

El encargado de la inspección de calderas de gas será  un trabajador de la distribuidora con la que tengas el servicio de suministro contratado y su cometido es revisar de nuevo el funcionamiento de la caldera así como la instalación de gas completa. Esto incluye tuberías, llaves de paso, contador, gomas, etc así como estanqueidad y estado de conservación del conjunto.

Es obligación de las compañías asegurarse que realizas estas inspecciones, por lo que por norma estas se ponen en contacto con sus clientes por carta u otro canal ya que, además de estar en casa cuando venga, debemos disponer de llaves de contadores o zonas comunes en algunos casos.

Las inspecciones se realizan cada 4 o 5 años según el tipo de gas y comunidad donde esté la vivienda.

En cuanto al coste de las inspecciones, cabe destacar que se cobran dos conceptos. Por un lado, los gastos de gestión de la distribuidora que son fijos y hay que pagar siempre. El segundo es la inspección en sí misma.

Importante, recuerda que el pago siempre lo tiene que gestionar a través de la distribuidora, que nos hará el cargo a través de nuestra factura mensual o bimensual, por lo que siempre debemos rechazar pagar al técnico que va a hacer una inspección de la instalación de gas natural y así evitaremos estafas.

¿Ya lo tienes algo más claro? Si te hemos ayudado genial, pero si aún tienes dudas te aconsejamos hablar con tus proveedores y servicios técnicos para una mejor orientación.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top