¿Qué es una casa pasiva y por qué te conviene?

¿Qué es una casa pasiva y por qué te conviene?

Las construcciones de vivienda pasiva están diseñadas y pensadas especialmente para ser altamente eficientes desde el punto de vista energético. Una de sus mejores características es que tienen el potencial de usar hasta un 90% menos de energía que lo edificios tradicionales, mientras realiza las mismas funciones (y hasta mejores). Una ventana de una “passive house”, por ejemplo, puede reducir las pérdidas de calor en más del 70% en comparación con las ventanas de doble acristalamiento existentes en el mercado. El aislamiento externo de alta calidad agregado a una pared puede producir pérdidas de energía, pero un sistema de recuperación de calor eficiente puede reducir las pérdidas de calor hasta un 90%. Esto se traduce en que se requerirá muy poco calentamiento/enfriamiento adicional para mantener temperaturas interiores cómodas.

Entonces, ¿qué beneficios trae al usuario final? En pocas palabras, las facturas de combustible serán significativamente más bajas debido al consumo reducido de energía, ahorrando dinero a los residentes, ayudando a aliviar los estragos del uso del combustible y, en definitiva, mejorar la calidad de vida de las personas. A continuación te mencionamos algunos de las ventajas que traen este tipo de construcciones.

Comodidad

Aunque uno de los principales beneficios de las viviendas pasivas, son sus impresionantes credenciales de eficiencia energética, lo que las convierte en un alto estándar en el confort. Construir una casa pasiva asegura que un edificio esté libre de corrientes de aire, sin puntos fríos, sin sobrecalentamiento excesivo y provisto de un suministro de agua fresca y limpia. Esto sólo se logra haciendo una buena planificación, sobre todo en la parte de diseño, y colocando componentes como ventanas, materiales de aislamiento y ventilación mecánica con recuperación de calor.

Paz y tranquilidad

De manera similar a tus altos estándares de confort, la constructora passivhaus crean viviendas que brinda un ambiente interior saludable y tranquilo. Como todos pasamos largos períodos de tiempo en interiores: en la casa, en el trabajo, etc., los edificios tienen un impacto en nuestra salud y bienestar. Los sistemas de ventilación instalados en una casa de este tipo, proporcionan un suministro constante de aire fresco, asegurando que los contaminantes y los olores se eliminen del edificio. El aislamiento de alto rendimiento y las ventanas instaladas en las viviendas pasivas las convierten en construcciones altamente silenciosas. Si tu edificio está ubicado en una zona urbana ocupada, estarás completamente protegido de la contaminación acústica y podrás disfrutar de tu casa en paz.

Versatilidad

Sin duda alguna, una de las mejores cosas de las construcciones pasivas es que son adecuadas para todo tipo de edificios y todas las zonas climáticas. Han pasado más de 25 años desde que se construyó el primer edificio pasivo y, aunque en este momento la mayoría de ellos sean residenciales, esto está cambiando. Ahora hay muchos ejemplos de edificios no residenciales construidos según los estándares de las casas pasivas tales como escuelas, edificios de oficina, fábricas e incluso piscinas. Dado que el estándar de una “passive house” es de calidad, no existen limitaciones en los métodos o materiales de construcción, siempre que se cumplan los requisitos clave.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top