Técnico reparando ascensor

Qué aspectos se revisan en el mantenimiento de un ascensor

Revisar un ascensor es algo obligatorio que ha de realizarse de forma periódica para garantizar su seguridad y el buen estado, así como su vida útil.

Para llevar a cabo un mantenimiento hay que valorar una serie de factores, ya que supone un gasto o inversión anual para saber que se está haciendo de manera correcta la valoración de la seguridad, el cumplimiento de las normas vigentes y un ahorro en la comunidad. Por eso se realiza un mantenimiento preventivo de los ascensores en Madrid como en el resto de comunidades autónomas

¿Qué es el mantenimiento preventivo de un ascensor?

El mantenimiento de un ascensor es la mejor forma de asegurar un buen funcionamiento, evitar que se produzcan averías o paradas no deseadas por el desgaste y alargar la vida útil de los componentes.

Cuando hacemos referencia al mantenimiento de un ascensor, hay que tener en cuenta tanto el proceso preventivo como el correctivo.

En el primer caso, consiste en hacer acciones destinadas a prevenir posibles fallos adelantándose a ellas. Por el contrario, el correctivo consiste en corregir los fallos una vez que han surgido y se reparan sustituyendo componentes para que el ascensor siga en perfectas condiciones. Así como estar bajo las normativas de funcionamiento y seguridad.

Es importante que el mantenimiento preventivo sea de calidad, ya que si es deficiente puede provocar paradas o haya que solucionar averías, reparaciones o sustituciones más graves.

¿Qué se revisa en el mantenimiento de un ascensor?

Un mantenimiento preventivo eficiente ha de contar con un conjunto de pautas controladas que aseguren que estos elementos se revisan con la periodicidad adecuada en función del tipo de ascensor. No es lo mismo revisar un ascensor hidráulico o con tecnología gearless, por ejemplo.

En este sentido, existe un patrón general en las revisiones que se realizan en un ascensor:

Revisión cada mes

Se realiza la revisión de componentes que sufren más estrés y que son más propensos a sufrir averías y provocar paradas en los ascensores como son:

  • Puertas de cabina y descansos. 
  • Paradas y arranques del ascensor. 
  • Alineación del ascensor con las plantas. 
  • Alarmas y señalización.
  • Engrase en componentes que se desgastan más como las deslizaderas, etc.

Revisión cada tres meses

La limpieza es un punto importante en el mantenimiento de un elevador, ya que es conveniente tener limpio:

  • Pisaderas de las puertas de cabina y descansos.
  • Foso o cuarto de máquinas.
  • Niveles de aceite.
  • Estado de los frenos en ascensores.
  • No haya fugas en el sistema hidráulico.

Revisión cada seis meses 

Es conveniente realizar el mantenimiento del estado de los cables, funcionamiento de poleas, amarres, el sistema de emergencia, luces, baterías, limitador de velocidad, etc.

Revisión por año

Cada año es crucial revisar el estado de las poleas, fijaciones, amarres y chasis. También realizar una limpieza y revisión de componentes como son el cabezal de los ascensores, el techo de la cabina, los cuadros electrónicos, etc.

La normativa relativa al mantenimiento de los ascensores en España

La normativa vigente sobre la periodicidad de los mantenimientos y las inspecciones de los ascensores en este país es la ITC AEM1, que fue aprobada por el RD. 88/2013. Aunque por su parte cada Comunidad Autónoma tenga su propia normativa.

La normativa sobre el mantenimiento de estos aparatos obliga a que se comprueben como máximo en 6 años, en función de las paradas que realice. Por otro lado, los que se sitúan en edificios públicos han de ser evaluados cada 2 años.

Sin embargo, cabe señalar que la responsabilidad de velar para que se cumpla la normativa del mantener en óptimas condiciones los ascensores es de los propietarios de la vivienda.

¿Qué empresa escoger para el mantenimiento preventivo de un ascensor?

Si se efectúa un buen plan de revisión de un ascensor, esta no solo ha de durar 15 o 20 minutos donde se realice la limpieza básica del foso, cuarto de máquinas o poner grasa en el sistema de guiado cada vez que se evalúe el aparato. Si no que se ha de valorar todo lo que ya se ha señalado anteriormente.

En este sentido, elegir una buena empresa de mantenimiento es esencial, así como eliminar creencias como son:

  • La única empresa que puede poner a punto un ascensor es la que lo instala. 
  • Es complicado buscar repuestos de un determinado fabricante.
  • Que es difícil cambiar de empresa de mantenimiento. 

Hoy en día podemos escoger la empresa que deseemos para mantener el buen funcionamiento de los ascensores, ya que podemos encontrar muchas opciones vía online. Después de todo, la seguridad y el buen funcionamiento del ascensor afecta a los que viven en un edificio.

Como has podido leer, realizar un correcto mantenimiento de un ascensor es algo esencial y no se debe dejar pasar el tiempo para evitar problemas más graves o posibles accidentes. Realizar revisiones preventivas y correctivas es la mejor solución siguiendo la normativa vigente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar