Primeros pasos a la hora de montar un bar

Primeros pasos a la hora de montar un bar

Te has llenado de energía, positivismo, confianza y estás dispuesto a trabajar muy duro. Finalmente te has decidido. Quieres crear un bar. Llega el momento de ponerte manos a la obra. Tienes algo de capital, has buscado financiación para completar el proyecto, quizás algunos socios, solicitas información para obtener tu licencia de bar  y has tenido en cuenta detalles de suma importancia como por ejemplo que concepto y tipo de bar quieres montar, la ubicación, has contactado con algunos proveedores, y has realizado tu plan de empresa.

A continuación, vamos a exponerte algunas cuestiones de vital importancia si quieres que tu futuro negocio siente unas bases sólidas y a medio-largo plazo sea rentable y perdure en el tiempo.

1-¿Qué tipo de licencia de bar tengo que solicitar según la tipología?

Un bar es un negocio donde podemos ofrecer bebidas, bebidas alcohólicas y además de igual forma podremos ofrecer productos alimenticios como tapas y bocadillos en frió o caliente, pero sin disponer de cocina, ya que es requisito imprescindible el no disponer de salida de humos excepto en el caso de la subcategoría de bares más completa. La característica común para no ser considerado restaurante es no servir comidas ni cenas. En caso de querer dar este último servicio pasaríamos a considerarnos restaurante y por lo tanto los tramites de adecuación del local y solicitud de permisos y licencia serán distintos.

Los alimentos serán manipulados en la zona de preparación, done podremos disponer de microondas, o bien serán suministrados por una empresa de cáterin externa. Bajo ningún concepto podremos servir de igual forma comidas o cenas.

Dentro de la clasificación de bar, se definen las siguientes subcategorías que se clasifican según:

Bar con restauración mixta-menor

Dispondremos de las mismas características anteriormente citadas, pero como elemento para la preparación de alimentos se permite una plancha eléctrica de hasta 3 KW sin necesidad de una salida de humos.

Bares de comida rápida

Se trata de establecimientos donde se sirven todo tipo de alimentos fríos y calientes, preparados en el mismo local y en los cuales se puede utilizar cualquier equipo de cocción, combustible y/o potencia. En este caso si podremos disponer de salidas de humos.

A no ser que hayas encontrado un local de un anterior bar en traspaso (ten en cuenta el por qué se traspasa ese bar antes de quedártelo) y solo necesites hacerle una reforma que implique cambios estéticos y modelo de negocio, ahora empezará tu verdadera aventura.

Para poder optar a nuestra licencia de apertura en un bar comenzaremos con las obras de adecuación. Necesitaremos solicitar varios permisos sin los cuales nos será imposible poder empezar la obra en nuestro local. Este trámite pasa por obtener una licencia de obra a través de la presentación de un proyecto al técnico del ayuntamiento donde se incluirán distintos proyectos como serán proyectos de electricidad, gas, estudio acústico, etc. Normalmente este proyecto lo realizan profesionales y ellos te podrán asesorar sobre todo lo que se va a incluir en él. En cada ciudad el proceso tendrá sus propias peculiaridades, por ejemplo si necesitas una licencia de bar en Barcelona deberás acatar las condiciones descritas en el enlace.

Una vez obtenido el permiso de obras, podremos ejecutar los trabajos de adecuación. Éstos se dividirán en los siguientes bloques: Accesibilidad, protección al fuego, adaptación de las instalaciones según normativa vigente y reserva de espacios de cumplimiento (espacios como el almacén o el de gestión de residuos) y claro está, el espacio útil para el desarrollo de la actividad dentro del local.

Finalmente, y tras estos trámites, y habiendo recibido la inspección y  el visto bueno de los técnicos del ayuntamiento, obtendremos la codiciada licencia de apertura y permiso de actividad y podremos empezar a trabajar en nuestro nuevo negocio.