andamios modulares en fachada de obra

Por qué en una obra son mejores los andamios modulares

Puede que hasta ahora hayamos pensado que un andamio es algo para una obra mayor, pero hemos de tener en cuenta que si vamos a emprender trabajos de obra, por ejemplo en proyectos de rehabilitación de fachadas o pintura, probablemente algunas de las dudas que nos asalten sean cómo llegar hasta ciertos lugares y por tanto qué tipo de andamio deberíamos colocar, y qué nos garantiza que se cumplan unos niveles de seguridad. Porque es un hecho que ese andamio lo vamos a necesitar para que los obreros puedan tener acceso a los diferentes puntos de la edificación sobre los que tienen que trabajar. A partir de ahí la cuestión es cuál nos da mayor garantía y en este sentido destacan los andamios modulares. 

Y es que el andamio más allá de servir de plataforma para los trabajadores también está pensado para facilitar el transporte de herramientas y materiales. Los andamios modulares      son unas estructuras que permiten alcanzar las zonas más altas de una obra de manera rápida y sencilla, y además en su estructura no hacen falta herramientas para su montaje, permitiéndonos modular la altura y la anchura en función del espacio que necesitemos cubrir. En definitiva, es el andamio el que se adapta al espacio y al entorno de nuestra obra y con un montaje muy sencillo. Y además de ello es altamente estable, suele estar fabricado en madera o metal, y es muy seguro para trabajar.

Se alquila de acuerdo a la necesidad

Para conseguir en una empresa especializada en el alquiler de andamios modulares como Andamios Madrid o en cualquier otra ciudad el andamio que necesitamos, lo más cómodo es contactar, pedir un presupuesto y alquilarlo porque así es la propia empresa como es este caso, la que se encarga de su transporte, de montarlo, del mantenimiento, seguros y garantías del mismo, y de desmontarlo cuando ya no lo necesitemos. Además lo más importante es que al alquilarlo será el andamio el que se adapte a nuestras necesidades mientras que si lo compramos, estaremos siempre más limitados a ese andamio concreto.

Hay que tener extremo cuidado con los andamios que decidimos utilizar para una obra porque los accidentes de trabajo siguen representando uno de los problemas más graves que nos encontramos en este sector. Para ofrecer más seguridad en el trabajo hay que elegir las herramientas adecuadas y también usarlas de manera correcta. Siguiendo las reglas mantendremos seguro al equipo de trabajo.

Ventajas de usar andamios modulares

El montaje y desmontaje es inmediato, probablemente el más rápido y sencillo de todos los andamios y un equipo especializado tardará muy poco tiempo en dejarlo listo y correctamente fijado. 

Los andamios modulares son ideales para trabajos en fachada, y son muy versátiles para adaptarse a la superficie que necesitemos, ya sea lisa o con diferentes diseños o formas geométricas de los espacios. Y es una solución práctica tanto para tareas profesionales como para labores domésticas en las que con frecuencia nos encontramos con que una sencilla escalera plegable no es suficiente para determinados trabajos por ejemplo de jardinería. 

Su función básicamente es la de poder llegar a la altura que necesitemos y poder hacerlo de manera segura, lejos de la inestabilidad de escaleras e instrumentos similares. Porque un andamio debidamente homologado está preparado para tener estabilidad incluso aunque estén varias personas encima, aunque conviene tener siempre en cuenta detalles como el reparto del peso ya no solamente de las personas sino también de las herramientas y materiales. Y por supuesto hay que tener en cuenta la capacidad de carga máxima que se nos indica y todo irá sobre ruedas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar