QUIERO QUE MI NEGOCIO SEA UN CONCEPT STORE

QUIERO QUE MI NEGOCIO SEA UN CONCEPT STORE

Previo a contaros que es un Concept Store hemos de entender el porqué de su nacimiento. En un mercado tan saturado como el actual debemos comprender que nuestro negocio o tienda han de ser realmente atractivas. En un mercado donde las grandes firmas y marcas nos bombardean constantemente hemos de crear negocios con un valor añadido. Espacios que hagan al posible cliente distraerse de la rutina y fijarse en nuestra tienda, negocio o productos y el lifestile que siguen sus consumidores incitando a llevar ese estilo de vida y así obtener la cuota de mercado y, por tanto, las ventas necesarias para que nuestro negocio sea rentable y perdure en el tiempo. De esta idea de buscar la diferenciación y de no intentar atacar grandes masas de clientes nacen los Concept store.

En la actualidad son aun relativamente escasos y sólo en grandes capitales más cosmopolitas es donde está más extendido. Debemos prestar atención a estudios de arquitectos en Madrid, Barcelona, Mallorca, o incluso municipios como Marbella, donde están a la vanguardia de este tipo de tendencias si queremos que nuestro negocio adopte esta forma.

¿QUÉ ES UN CONCEPT STORE?

Los concept Store son espacios que conjugan a la perfección decoración, arte y moda en espacios únicos cuya propuesta de estilo de vida, por lo general, coincide con el creador del proyecto y a su vez conecta, de forma muy clara y directa, con ese cliente potencial al que están destinados los productos que se venden allí.

En sus orígenes estos establecimientos eran bastante escasos y sus propuestas de estilo eran bastante limitadas dada su escasez. Hubo un punto de inflexión en el momento que se observó que ir a una Concept Store no significaba sólo ir de compras, sino que entrar a uno de estos espacios donde la decoración, estética de los empleados, productos, elementos sensoriales, etcétera se mezclaban a la perfección y creaban una experiencia de compra única fueron muchos los empresarios y cadenas que pusieron en el punto de mira este concepto revolucionario.

Primeramente, los pequeños negocios fueron los que inicialmente implantaron este tipo de modelo de negocio. Eran tiendas muy enfocadas a un público muy concreto, como ya hemos comentado, pero siempre focalizadas en el estilo de vida de una comunidad en concreto. Pronto un mayor número de negocios distintos a los lifestyle fueron adoptando formas similares. Se comenzó a dar mayor importancia a la experiencia de usuario y distintos sectores adoptaron la forma de concept store.

interiorismo_negocios

Un buen ejemplo de evolución y traspaso de conocimiento entre sectores en nuestro país es Showroom NorthView. De la mano del Estudio mas-2 llego a la capital de España un showroom de mobiliario e iluminación creado por este equipo. Un espacio que invita a descubrir los objetos en su escala natural y en el contexto íntimo de una casa.

Hemos de decir que a día de hoy son muchas las empresas que adoptan este modelo de negocio saliéndose del enfoque más tradicional. Incluso se crean espacios que durante el día están destinado al comercio y por la noche al ocio. Donde tiendas durante la semana venden productos y el fin de semana adoptan la forma de exposiciones, talleres o galerías de arte. Las posibilidades son ilimitadas, de hecho, la banca ha sido el último en incorporarse a esta tendencia y si ellos lo han hecho, ¿Qué te impide convertir tu negocio en un Concept store?

 

Back to site top