LA IMAGEN DEL DESPACHO DE DIRECCIÓN

LA IMAGEN DEL DESPACHO DE DIRECCIÓN

El despacho de dirección debe ser un espacio de la oficina donde la personalidad del directivo tiene que cobrar forma. Al entrar en el despacho de algún ejecutivo se tiene que poder adivinar algo sobre su estilo, su carácter y su identidad.

Por un lado, debe aportar una imagen sólida, exclusiva y de calidad que ofrezca serenidad y seguridad en sí mismo. Además, se aconseja que el despacho de dirección ofrezca una imagen que transmita tradicionalismo y paciencia.

Por otro lado, puede crearse un espacio que cobre todo el protagonismo la individualidad entre soluciones técnicas y la vanguardia. Proyectando, a su vez, la idea principal al proyecto personal. En este caso, se refleja la elegancia, la innovación y el movimiento.

Y por último, desde otra perspectiva, el despacho directivo puede aportar una personalidad abierta, extrovertida y elegante. Además, ofrecerá una imagen urbana y decidida. En este caso, la idea de despacho es ligera y estilosa. Estará compuesto por materiales con un alto avance tecnológico y con una calidad superior, desprendiendo así, una imagen de poder y clase necesaria para cualquier directivo. También, el ejecutivo será representado como moderno, abierto y decidido. El conjunto de todos los materiales utilizados expresarán la perfección y un diseño vanguardista.

FACTORES A TENER EN CUENTA EN UN DESPACHO DE DIRECCIÓN

Los aspectos que realmente importan en un despacho de dirección son la funcionalidad y la comodidad.

La funcionalidad dependerá del uso que se le vaya a dar al espacio, esto ayudará a establecer y a dictaminar el resto de decisiones. Debe de elegirse tanto el tamaño como el mobiliario adecuado en función de las actividades que se vayan a llevar a cabo en el despacho de dirección.

despacho_casa

La comodidad del despacho es el resultado de combinar los diferentes factores que componen el espacio en cuestión. El equipamiento del mobiliario debe ser ergonómico y existen multitud de modelos que puedan encajar perfectamente con el estilo de la oficina en su conjunto y con la personalidad del directivo.  Con las mesas de directivos hay que tener en cuenta las necesidades del ejecutivo y el trabajo que se va a desempeñar. Se pueden encontrar diferentes diseños, formas, colores, acabados y materiales.

En cuanto a la iluminación, hay que destacar la importancia que tiene la luz en un despacho. Por un lado, debe tener la suficiente iluminación para hacer el trabajo más fácil, y por otro lado, va a ser determinante para crear un ambiente acogedor y llevadero.

En calidad del diseño hay que destacar la distribución del mobiliario y la gama de colores utilizados acorde con el carácter del usuario y con el de la empresa.

La decoración son todos aquellos complementos que llenan el despecho de dirección de vida y de personalidad. Hay piezas del mobiliario que pueden llegar a ser decorativas y funcionales a la misma vez.

Primero, se recomienda saber cuáles son las necesidades principales y conocer cómo se puede adaptar el despacho de dirección a la estética de la empresa. Para poder así, llevar a cabo cada uno de los aspectos expuestos anteriormente.

Back to site top