Fugas de agua en tu hogar, problemas y soluciones

Fugas de agua en tu hogar, problemas y soluciones

Si has notado que tu suelo se ha abultado, la factura del agua se ha incrementado de forma notable, huele a humedad o el inodoro suelta agua… quizás tengas una fuga de agua. Los escapes de agua son muy frecuentes en las viviendas, sobre todo, en el baño, la cocina o en las calefacciones y aires acondicionados.

¿Cómo detectarlas y cómo solucionarlo? Aquí te cuento más sobre qué son exactamente, dónde puedes encontrarlas y quién puede ayudarte.

La problemática de las fugas

Las fugas de agua se producen en instalaciones de tuberías del hogar, piscinas o edificios. Los motivos pueden ser: una mala instalación o la antigüedad del material o su deterioro, entre otros. Son muy comunes, pero debes saber que no hay una forma específica de detectarlas. No obstante, te explico algunas técnicas que pueden ayudarte a detectar pequeñas fugas y evitar sorpresas en las facturas del consumo.

Cómo detectar las fugas

  • Observa las paredes de tu hogar. Si se ha levantado la pintura de la pared, ha perdido color o ves manchas de humedad, significa que alguna tubería puede estar pinchada. Puedes incluso acercarte a la pared y escuchar si se escucha el agua.
  • Ante la sospecha de alguna fuga, una técnica tan tradicional como eficiente es colocar gasas o paños en los grifos. Es tan sencillo como dejarlos unas horas y, si se humedecen, podrás saber cuál es la llave origen de la pérdida.
  • Otro síntoma para estar alerta es el brillo en las baldosas, suelen ser fugas de agua.

Como ves, se trata de tener sentido común, algunos conocimientos y prestar atención a las paredes y suelo de nuestro hogar. No obstante, por seguridad lo mejor es que llames a un profesional. No olvides que las fugas de agua suponen un peligro, además de que se pueden perder miles de litros de agua y eso pasa factura, a ti y al medio ambiente.

fuga agua cocina

¿Dónde pueden aparecer?

Las fugas son como las personas, no vas a encontrar dos iguales. Eso sí, hay lugares en los que aparecen con más frecuencia. Conocer los tipos más comunes de fugas también puede ayudarte a detectarlos.

En el baño

Pueden encontrarse en las tuberías o en un desagüe. Es uno de los puntos más comunes en los que se originan fugas al estar la ducha, el inodoro, el lavabo e incluso los bidés. Los inodoros pueden perder hasta 5.000 litros de agua, así que ojo con esta zona.

En la cocina

La cocina es otro “foco” de fugas de agua. Comprueba si puede haber fugas en las siguientes zonas: debajo del fregadero; alrededor del lavavajillas; en la nevera, especialmente si dispone de una máquina de hielo;

En el jardín

Las tuberías de los jardines se encuentran enterradas y las raíces de los árboles pueden enrollarse en ellas y partirlas.

Aire acondicionado y calefacción

Hay que fijarse en la zona de la instalación, fijarnos en si hay manchas o humedad en el suelo o la pared. Vamos por partes:

  • El sistema de calefacción es un entresijo complejo de tuberías y filtros. Un fallo en la instalación o un material de poca calidad pueden dar lugar a fugas. Te puedes fijar en si el radiador gotea o si se forman charcos en el suelo
  • El aire acondicionado condensa el agua y puede parecernos que es una fuga. Dicha fuga se produciría si esa línea de drenaje de condensado se rompe o se desconectan las bobinas. Por lo general, el goteo pasaría a ser un “desparrame” de agua, ya que ese agua condensada no tiene por donde salir porque sus conductos están rotos. Ante la duda, siempre acude a un profesional.

arreglo filtro aire

Pero… ¿tiene solución?

No te preocupes, sí tiene solución. Si no te ha dado tiempo a detectar la fuga y ya no sabes qué hacer, es simple, hay personas totalmente cualificadas que te ayudarán tanto a localizar el punto exacto de la pérdida como a su reparación. Como te hemos comentado, por tu seguridad, cuenta con especialistas que se encarguen de realizar las técnicas de reparación adecuadas. Las “chapuzas” pueden producir fugas o problemas mayores.

¡Por cierto! No olvides que las fugas pueden causar daños que te perjudiquen a ti y a tus vecinos. Las goteras o inundaciones pueden llegar a ser muy graves, por lo que te recomendamos contratar un seguro para cubrir tu mobiliario y enseres.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top