EL GRESITE Y OTROS ELEMENTOS DECORATIVOS FIJOS DE LAS PISCINAS

EL GRESITE Y OTROS ELEMENTOS DECORATIVOS FIJOS DE LAS PISCINAS

ELEMENTOS DECORATIVOS DE LAS PISCINAS

En post anteriores ya os mostrábamos como era posible, si tenías el espacio necesario, disponer de una piscina propia. Es una opción altamente recomendable en la actualidad, debido al fácil acceso de que disponemos tanto a los materiales y técnicas de construcción que hacen que sea mucho más accesible que tiempo atrás.

Vamos a desglosar cuales son los elementos más importantes y que marcaran la línea de diseño y decoración que queremos implantar dentro de nuestro proyecto.

En primer lugar, el revestimiento interno. El material más empleado es el gresite. Es un material ideal para paredes y suelo dadas sus propiedades. Es un gran aislante, además de poseer un alto grado de resistencia a la humedad, a los cambios por temperatura y a la exposición a productos químicos y agentes externos. Si sumamos a estas características la gran variedad tipos, formas, y colores podemos configurar composiciones decorativas muy atractivas y adaptadas al diseño total de la vivienda. Hace algunos años prácticamente el total de piscina que encontrábamos eran de gresite azul y diseño liso. Actualmente nos podemos encontrar con piscinas de distintos colores gracias a empresas que suministran este tipo de materiales dentro de un catálogo más amplio. Estos van desde gresite blanco a otros colores más atrevidos, y pasando por el clásico azul que todos conocemos. Generalmente disponen de diseños prefijados que podemos incorporar dentro de la imagen general de estos.

La iluminación es otro de los accesorios que podemos incorporar de forma fija. La instalación puede ser tanto en el exterior de la piscina como en su interior. También podemos optar por combinarlos. En el exterior cumple dos funciones básicas Por un lado la ornamental, ya que destacamos la silueta de la piscina y la convertimos, en las horas sin sol, en el foco de atención del total del espacio dedicado al patio donde está instalada. De igual modo ofrece una función de seguridad, evitando posibles caídas al interior de la piscina si estuviera vacía o si está llena, evitando un chapuzón no deseado.

Dentro de la piscina tan solo tendremos que tener en cuenta algunas recomendaciones para que su instalación sea lo más profesional posible. Por cada 20m2 de piscina tenemos que instalar un foco como mínimo. Deben de ir a 70 cm bajo la superficie y, por último, y en medida de lo posible, que estén orientados hacia el lado opuesto donde se encuentre la vivienda. Así evitaremos destellos no deseados a los inquilinos.

Otro elemento bastante utilizado son las fuentes y cascadas. En tu centro de bricolaje y/o especialista en piscinas podrás encontrar elementos de este de muy fácil instalación. Solo has de conectarlas a tu depuradora y podrás disfrutar de ellas sin consumo adicional de agua.

Siempre puedes completar tu proyecto añadiendo otros elementos como pueden ser toboganes o trampolines. Este último va a depender del espacio que tengas y presupuesto.

Ni que decir tiene que además de los elementos fijos de la decoración puedes ir, paulatinamente, incorporando otros accesorios que no son fijos, como plantas o iluminación flotante.