persona en ventanal

Cómo realizar el aislamiento de ventanas: la rotura del puente térmico

Para poder aislar las ventanas de nuestra casa u oficina debemos, en primer lugar, realizar una rotura del puente térmico en las mismas, pero, ¿qué es el puente térmico en un material? Es la capacidad para conducir la temperatura a través de su propia estructura, que se mide por la transmitancia térmica o Valor-U, que indica qué temperatura puede conducir el material por metro cuadrado (W/m2K).

Los materiales que mejor conducen la temperatura son los metales como el aluminio, que puede transmitir hasta 5 W/m2K de Valor-U, provocando un puente térmico entre ambos lados. En la fabricación de ventanas de este material se rompe la conducción de la temperatura para evitar ese puente térmico entre las diferentes partes y evitar el contacto directo del exterior con el interior, consiguiendo el aislamiento en las estancias.

Por el contrario las ventanas hechas con PVC no necesitan realizar una rotura del puente térmico porque este material no conduce por sí mismo la temperatura. Podemos aumentar esa capacidad de aislamiento gracias a construcciones aislantes y cámaras de aire en el interior.

Motivos por los que comprar ventanas aislantes con rotura de puente térmico

Es evidente que el primer motivo para comprar ventanas que permitan el aislamiento de las habitaciones del hogar es el de mantener la temperatura estable durante todos los meses del año y evitar que entren en la casa tanto el frío como el calor o el viento del exterior. Ahora bien, está demostrado que la instalación de ventanas de este tipo supone a corto plazo un ahorro económico en lo que respecta a lo que gastamos tanto en luz como en gas. Además, a medio plazo la inversión realizada en la instalación de estas ventanas se verá amortizada.

Por otro lado, gracias a la compra e instalación correspondiente de este tipo de ventanas podemos reducir nuestra huella de carbono, ya que al reducir nuestro consumo de energía estamos reduciendo la cantidad de CO2 que emite nuestro hogar a la atmósfera, acción que sumada a la de otros hogares puede aportar un granito de arena a la construcción de un mundo cada vez más sostenible. Podremos observar el mundo exterior y sus inclemencias meteorológicas desde la comodidad de nuestra casa, siempre con una temperatura ideal.

esquema de construcción de ventana con rotura de puente térmico

Cuáles son las ventanas aislantes

Las mejores ventanas para aislar son aquellas que evitan que entre en el hogar tanto el frío y el calor como el ruido del exterior. Estas se denominan ventanas aislantes térmicas y ventanas aislantes acústicas.

Las ventanas aislantes térmicas son ideales para mantener la temperatura estable durante todo el año, sobre todo cuando se alcanzan condiciones climáticas adversas que propician la llegada de temperaturas extremas. Las ventanas son los lugares donde más se pierde la energía, de ahí la necesidad de unas que aíslen el frío en invierno y el calor en verano sin sacrificar la entrada de luz, por lo que el hecho de que las ventanas tengan marcos aislantes hechos con materiales de alta calidad como PVC, aluminio y vidrio de alta calidad será crucial. Con este tipo de ventanas ahorraremos casi un 25% o incluso un 30%.

Por otro lado, las ventanas aislantes acústicas impiden que el ruido entre en nuestro hogar y afecte de forma negativa a nuestro descanso y trabajo, sobre todo en áreas urbanas o próximas a fuentes de ruido industrial. Los sistemas de las ventanas aislantes acústicas se caracterizan por su sistema abatible u oscilobatiente, que permite la insonorización tan difícil de conseguir en ventanas que tienen el sistema de corredera tradicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar