Cambia tu bañera por un plato de ducha

Cambia tu bañera por un plato de ducha

¿Estás construyendo un nuevo cuarto de baño o estás remodelando el antiguo? Una de las principales decisiones que se deben tomar, es si se desea colocar un plato de ducha o una bañera tradicional. Mi inclinación es hacia los platos de ducha, por su minimalismo, diseño y fácil acceso. Pero estos no son los únicos beneficios que trae. Algunos de ellos son los siguientes:

Más Espacio

Cuando colocas una bañera tradicional, el área luce apretada y pequeña. Con una ducha, esto no será un problema, ya que puedes crear un espacio más abierto y con un diseño espectacular. Puedes incluso hacer que la ducha luzca “abierta” colocando puertas con cristales transparentes.

Fáciles de limpiar

Tanto si tienes una bañera, como si tienes un plato de ducha, ambos tienen esquinas y cavidades en las que se acumula suciedad y hay que tener especial cuidado. Sin embargo, precisamente por el diseño minimalista de las duchas, suelen ser más sencillas de limpiar.

Fácil acceso con sillas de ruedas

Esto es algo fundamental que muchas veces solemos pasar por alto, ya que si vivimos con una persona que utiliza la silla de  ruedas, lo más conveniente para ella es tener un plato de ducha, ya que se puede acceder con la silla. Esto es importante, ya que no es seguro moverse de la silla de ruedas a la bañera y podría haber un accidente.

Durabilidad

Los platos de ducha están hechos con materiales fuertes y resistentes que aguantarán por muchos años. Por otro lado, la cantidad de piezas que se utilizan para la construcción de una bañera son mucho mayores, por lo que es más probable que alguna de ella se parta. Es por esto que los platos de ducha tienden a ser más duraderos y resistentes al pasar de los años.

Seguridad

Las bañeras convencionales no son precisamente la pieza más segura en una casa. Una de las razones es que, muchas de ellas, están realizadas con materiales resbaladizos que nos pueden ocasionar una caída. Adicionalmente, las bañeras tienen cierta altura, por lo que hay que hacer un esfuerzo especial para poder acceder a ella, entonces, estando mojada y con restos de jabón, las probabilidades de sufrir una caída son bastante altas.

Es por estas razones mencionadas anteriormente que las duchas no son un lugar seguro, especialmente para los niños y para personas mayores con necesidades especiales. En estos casos, lo más conveniente es tener un plato de ducha que ayude a mantener nuestra integridad física. Para asegurarte de tomar la mejor decisión, contacta siempre con el mejor grupo de expertos bañeraporducha.com, que puedan ayudarte a cambiar tu antigua bañera por un plato de ducha.

En definitiva, los platos de ducha son la opción más acertada para nuestro cuarto de baño, porque no sólo se trata del maravilloso resultado que se obtiene al colocarlos, sino que estamos ganando muchísimos beneficios viéndolo desde numerosos puntos de vista: la utilidad, la funcionalidad y la seguridad son elementos indispensables en tu vida. No te quedes con las ganas, da el paso y coloca ese plato de ducha que tanto deseas.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top