Azulejo metro, una tendencia al alza

Azulejo metro, una tendencia al alza

 

Los Azulejos Metro se están convirtiendo en tendencia cada vez más, desde hace tiempo han sido una opción bastante popular para decorar baños y cocinas; Hasta llegar el punto de dominar el mercado nacional del azulejo en cuanto decoración se refiere.

Estilo Clásico de principios del siglo XX

El azulejo metro o “Subway” es un clásico del mundo cerámico que permanece inalterable al paso del tiempo y las modas. Es una de las piezas emblema que representa mejor la esencia de los materiales hechos a partir de cerámica. Trasmite a la vista y el tacto, sensaciones que enamoran desde el primer momento.

Por si no lo sabes, este tipo de azulejo llamado metro o “Subway” recibe su nombre por los azulejos que se utilizaron para construir las estaciones de metro de Nueva York a principios del siglo veinte. Más tarde se exportaron y utilizaron para construir las estaciones de otras ciudades europeas como Madrid, Paris o Londres.

La compañía encargada del proyecto de la estación de metro de Nueva York eligió este tipo de azulejos por su resistencia y la capacidad de estas para ser limpiadas frecuentemente y no ser desgastadas por este proceso, manteniendo su aspecto durante muchos años.

Otro de los detalles clave fueron sus características lumínicas, este tipo de azulejo refleja mucho más la luz que otro tipo de azulejos, por esta razón fue utilizado en una zona de tanta oscuridad como las paradas del metro, esta característica fue un detalle esencial en su elección.

Aire urbano y retro para tu hogar

 

Si estás buscando darle un toque vintage o retro a zonas de tu casa como la cocina o el baño, este tipo de azulejos son tu mejor aliado.  En los últimos años, se han convertido en objeto de deseo especialmente en la decoración nórdica, la cual siempre destaca por su apuesta por la claridad y la sencillez.

Símbolo del llamado art deco gracias a sus principales características estéticas como el biselado a lo largo de su perímetro, su formato rectangular normalmente de 10×20 cm y su brillante color blanco esmaltado o en mate.

Además, la variedad de diseños, colores y las diferentes formas de poder colocarlos los azulejos aportan un sinfín de combinaciones que aportaran un toque distinto y personalizado a tu hogar.

Normalmente se suele utilizar un azulejo blanco biselado para conseguir una imagen luminosa en los cuartos de baño. Su brillo produce un efecto de amplitud en la habitación y la utilización de complementos decorativos por ejemplo en madera crearan un aspecto tradicional, sencillo y con un toque de orden potenciado por el biselado de los azulejos.

También puedes optar por el efecto contrario utilizando baldosas de color negro o en tonos grises aportando un efecto de contraste de color, generando un espacio amplio y elegante. Otro de los aspectos a tener en cuenta es la colocación de los azulejos, se suelen rejuntar con blanco o bien alicatar solo una parte y pintar el resto de la pared del mismo color u otro diferente para crear un contraste de colores.

 

 

 

Back to site top