La seguridad de contar con un administrador de fincas en tu comunidad de vecino

La seguridad de contar con un administrador de fincas en tu comunidad de vecino

La presencia de un administrador de fincas es muy importante para gestionar la comunidad de vecinos, pues este profesional se encarga principalmente de las funciones de secretaría y asistencia del presidente de la comunidad. Se trata de un trabajo que ofrece varios servicios con el fin de mantener el correcto funcionamiento de la comunidad o comunidades de propietarios que administra. Concretando un poco más, los administradores de fincas se encargan de gestionar los asuntos financieros, legales y técnicos que se consideran imprescindibles para la gestión de comunidades.

Para que comprendas mejor esta profesión, debes saber que su campo de actuación comprende todo el sector inmobiliario, bien se trate de inmuebles rústicos o urbanos. Así como la administración comunidades de propietarios para la construcción de sus viviendas, centros comerciales, campos y puertos deportivos…

Debemos saber qué abarca este tipo de administración y qué aporta a la comunidad de propietarios. La gran mayoría de comunidades demandan este servicio, y es que un buen Administrador de Fincas se aseguran de que todos los asuntos relacionados con la gestión de la finca estarán bajo control. Siempre en manos de un profesional que cuente con los conocimientos necesarios para solucionar las incidencias que puedan surgir.

Cómo identificar a un buen administrador de fincas

Encontrar a un buen profesional que se encargue de una labor tan compleja como la gestión de fincas no es una tarea sencilla. Por ello, no debemos elegir a la primera empresa que veamos. Es importante informarnos sobre la empresa que vayamos a contratar y asegurarnos de que nos inspire confianza. Si existen valoraciones o comentarios de otras comunidades de vecinos mejor. De esta forma puedes asegurar que la empresa cumple de una manera efectiva con su función.

Pero esto no es suficiente. Un administrador de fincas debe reunir una serie de requisitos o bien características para demostrar que es un profesional de confianza. Principalmente, debe cumplir las siguientes aptitudes:

  • Disponibilidad de horarios adaptada a las necesidades de la comunidad.
  • Poseer el título de administración de fincas y contar con experiencia demostrable.
  • Capacidad de mediación para resolver cualquier problema relacionada con la gestión en caso de no cumplirse la ley de comunidades de vecinos. O bien cualquier problema derivado que pueda darse en esta.
  • Habilidades de comunicación oral y escrita.
  • Habilidades para manejar situaciones bajo cierto nivel de estrés o presión.
  • Manejo en contabilidad para tener controlada la economía del vecindario.
  • Mostrar una actitud honesta y que transmita confianza. El administrador de fincas debe reflejar dedicación y profesionalidad para desempeñar con éxito su labor

administrador de fincas profesional

A partir de aquí, siempre teniendo en cuenta estas características, puedes comenzar tu búsqueda. A poder ser, busca empresas populares en el campo para asegurarte de que prestan servicios de calidad. Algún ejemplo de este tipo de empresas puede ser Inmho, administradores de fincas confiables y experimentados en el campo, entre otros.

Funciones de un administrador de fincas

En muchas ocasiones no quedan claras las funciones de un administrador de Fincas. Siempre surgen dudas sobre cuáles son sus atribuciones y de qué debe encargarse en una comunidad de propietarios. A continuación, vamos a aclarar este dilema definiendo muy bien cuáles son y en que consisten estas funciones:

Tareas de gestión

El profesional debe encargarse de gestionar el patrimonio de la comunidad de propietarios y rentabilizarlo en beneficio de la misma, siguiendo una serie de criterios  acordes a la Ley para que estos se lleven a cabo de forma justa y profesional. Entre sus tareas de gestión entra la conservación del inmueble, de forma que este siempre cumpla las normas de seguridad, higiene y funcionamiento.

Tareas de gerencia

tareas de un administrador de fincas

Acto seguido, encontramos tareas relacionadas con el seguimiento y control de proveedores tales como seguros, bancos, empresas de averías… Así como asegurar en la medida de lo posible las mejores condiciones de servicio y económicas para la comunidad. Sin olvidar su función como director de personal, preocupándose de que exista una correcta relación laboral entre la comunidad y sus trabajadores.

Tareas de asesoramiento

El administrador de fincas asesorará a la comunidad o bien a sus vecinos de forma individual sobre el arrendamiento de locales o viviendas, traspasos, actualizaciones de renta, venta de cualquier bien inmueble, IBI… Es más, dentro de sus tareas se incluye el asesoramiento jurídico, fiscal, laboral, técnico ( relacionado con aspectos arquitectónicos e industriales que afecten al funcionamiento de los servicios y mantenimiento de la propiedad) y económico.

Tareas como mediador

Además de las tareas anteriores, el profesional deberá mediar entre dos partes como la comunidad y un determinado propietario, entre los mismos propietarios, entre la comunidad y las Administraciones Públicas, entre arrendador e inquilino y entre empresario y trabajadores, intentando resolver el conflicto de la forma más satisfactoria posible y evitando que se provoquen más disputas.

Tareas como secretario

Este también deberá ejercer la función de secretario en las reuniones de la junta de propietarios, encargándose de la custodia de la documentación de la comunidad, dando fe de los acuerdos y facilitando su aplicación para que estos se lleven a cabo ágilmente.

tareas de administrador de fincas

Entre sus tareas principales como secretario de la comunidad, lleva a cabo la confección y envío de convocatorias para las juntas así como su asistencia personal en estas, redacción y envío de circulares, cartas, escritos, solicitudes, apercibimientos o notificaciones, firma de certificados en relación con la comunidad, custodia del libro de actas así como de datos de carácter personal y, por último, la tenencia, custodia y actualización de ficheros de datos.

Tareas como contable

En sus tareas principales como contable se encarga de todo lo relacionado con las cuentas en la comunidad de vecinos. Vemos las más importantes como son el control, reclamación y gestión amistosa de cobro de los recibos, el control de la contabilidad, gastos y elaboración del presupuesto anual, la ejecución de los acuerdos adoptados por la Junta de Propietarios, la elaboración de contratos civiles o mercantiles necesarios y el asesoramiento a la Comunidad de Propietarios.

Representante inmobiliario

Valoraciones y peritaciones inmobiliarias y judiciales,  traspasos de locales, alquileres, contratos de arrendamiento, viviendas de protección oficial, etc.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to site top